Imprimir esta página

Jorge Segovia, Transportes Segovia e Hijos. Más ventas, más kilómetros y menos rentabilidad

Jorge Segovia es el consejero delegado y director financiero de Transportes Segovia e Hijos, S.A.

Transportes Segovia e Hijos, S.A.
Jorge Segovia es el consejero delegado y director financiero

 

Quizá pocos sepan en la profesión que nuestro protagonista, Jorge Segovia, estudió primero la carrera de piloto militar, que por circunstancias tuvo que abandonar, decantándose por Empresariales, algo que le vino muy bien para integrarse en la empresa de su progenitor, junto con cinco de sus ocho hermanos.

 La empresa tiene, gracias al buen hacer del clan familiar, bastante trabajo en estos momentos, pero no exento de problemas. Un 80% de los tráficos son internacionales (antes era al revés), con carga general (mobiliario de oficina, papel en cajas, comida para gatos…), que transportan en plataformas “Tautliner”. Buenos clientes propios y la colaboración leal con otros transportistas, han propiciado que tan sólo un 10% de los más de 5 millones de kms. anuales recorridos se hagan en vacío.

“El problema es la contratación a través de bolsas de carga–explica Jorge Segovia-, que además de estar fuera de costes, a veces los cargadores se esfuman y la empresa no quiere saber nada del porte. Es una vergüenza. Tenemos morosos desde hace meses”. Otro problema actual es la inspección. Segovia afirma que la cuantía de las sanciones es demasiado elevada, en comparación con otros países, y que es preciso reformar el Baremo Sancionador, tanto en las cuantías como en la calificación de las sanciones.

En 2009, en plena crisis, la empresa hizo más kilómetros que en 2008, y este año van camino de superar las cifras, “pero las ventas han caído un 16%, y los precios están en declive, aunque hemos reducido costes renovando flota, entre otras medidas”. Uno de los hándicaps es el incremento del combustible, hecho que provoca una bajada de la rentabilidad añadida, “por lo que los márgenes –indica- son cada vez más pequeños; estamos en condiciones de mera supervivencia. El balance es negativo”.

 Y es que Jorge Segovia está especialmente preocupado por la financiación: “los bancos han cerrado el grifo y están pasando créditos vía ICO, además de pedir avales personales; es imposible crecer porque tenemos problemas de tesorería y no hay crédito”. A esto hay que añadir la dilatación de los plazos de cobro, hasta 130 días; de ahí que la empresa haya tenido que hacer ampliación de capital en alguna ocasión.

Segovia augura que en septiembre y octubre “habrá sorpresas desagradables. Muchas empresas de origen familiar como la nuestra no van a poder aguantar. Hay que devolver las cuotas aplazadas de la SS y no hay dinero en caja”.

 

LOS DATOS

 

Año de fundación: 1943 (en 1986 se creó la Sociedad Anónima)
Empleados: 60
Tractoras: 37
Semirremolques: 51
Rígidos 2 ejes: 6
Furgonetas: 3
Tráficos principales: Francia, Alemania, Bélgica y Holanda.
Kms. Anuales (2009): 5.318.000
Facturación media mensual: entre 500.000 y 600.000 €

 

Valora este artículo
(0 votos)