Martes, 22 Mayo 2018
Login Registro

Iniciar sesión

Usuario *
Contraseña *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos con asterisco(*) son obligatorios.
Nombre *
Usuario *
Contraseña *
Confirmar contraseña *
Email *
Confirmar email *
Captcha *
Reload Captcha

    ¿Qué es el margen de explotación?

    Margen de explotación

     

    En muchas ocasiones, se oye decir a los gestores de las empresas (de transporte y de otros sectores) que los márgenes de explotación suben, bajan o se comportan de una determinada manera. Pero ¿qué son exactamente? Pues bien, los márgenes de explotación son el resultado de deducir de la cifra neta de ventas el coste de la mercancía vendida y los demás gastos de explotación y las provisiones de tráfico. El dato, que siempre suele ser un porcentaje, da una idea del control de costes y de la rentabilidad de las ventas, y refleja la buena o mala marcha de una empresa sólo desde el punto de vista operativo, sin incorporar los beneficios ajenos a la explotación.

    Para conseguir este dato, hay que restar al margen ordinario los gastos de explotación de la compañía (amortización y saneamiento de activos materiales e inmateriales, gastos generales de la administración, gastos de personal...) de la facturación bruta. Es la principal medida de rentabilidad que tiene una empresa, ya que representa la rentabilidad ordinaria neta obtenida de un periodo a analizar.

    En algunos casos, se puede aumentar el margen de explotación sin aumentar la facturación: para ello hay que seguir algunos pasos como identificar los aspectos que describen los gastos de operación. Los gastos comunes de explotación incluyen provisiones de negocio, costes de viaje y de telecomunicaciones, unas partidas administrativas para hacer negocios.

    Los expertos aconsejan reducir los costes de los bienes vendidos, ya que proporcionan una oportunidad para la compra o la cadena
de suministro para reducer el coste de las ventas e inventario a través de los precios netos 
más bajos. Se recomienda aplicar todos los descuentos posibles por volumen que se pueda. Al comparar los costes internos de distribución de la externalización
 (si la hubiera), puede suponer una fuente de ahorro. En general, grandes volúmenes pueden suponer, y más en los tiempos que corren, ahorros sustanciales en temas como alquiler de oficinas, luz, material, etc.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95