Lunes, 17 Diciembre 2018
Login Registro

Iniciar sesión

Usuario *
Contraseña *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos con asterisco(*) son obligatorios.
Nombre *
Usuario *
Contraseña *
Confirmar contraseña *
Email *
Confirmar email *
Captcha *
Reload Captcha
Advertisement

    Los cambios normativos condicionan la producción de los lubricantes

    Lubricantes Lubricantes Reportajes

    Desde el pasado 1 de junio el sector de los lubricantes estrena reglamento sobre su clasificación, envasado y etiquetado, lo que ha obligado a los principales productores y distribuidores de aceites a introducir cambios en la gestión de los mismos.

    Un cambio normativo (Reglamento CE 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 2008) por el que, a partir de ahora, "los productos que sean nocivos para la salud se consideran peligrosos y deben, por tanto, llevar un etiquetado adicional. Esto unido a que es necesario darse de alta en el Instituto Nacional de Toxicología ha supuesto una revolución para el sector, que ha tenido que adaptarse a un nuevo etiquetado más complejo", explica Enrique-Sánchez Lamadrid, director general de Amalie.


    Así, dicha normativa afecta "a las etiquetas de los lubricantes que se suministran en garrafas de cinco litros, debiendo llevar dos etiquetas, y si es una marca blanca debe figurar el nombre o al menos el CIF de la empresa que lo fabrica", afirma Ramón Masyor, director de Avia Lubricantes.


    Se trata, en definitiva, de "un reglamento con el que se pretende identificar los productos químicos peligrosos e informar a los usuarios de sus riesgos específicos" indica Jordi Tarsà, responsable de Automoción de Galp Mobil.


    En este sentido, en Olipes desde hace cuatro años "hemos venido adaptando nuestros etiquetados y fichas de datos de seguridad de los diferentes productos comercializados bajo el paraguas de nuestras marcas OLIPES, AVEROIL, MAXICER, MAXIFLUID o MAXIGEAR, destinadas al sector automoción y V.I.; la incorporación de los códigos QR en todos nuestros etiquetados marca la diferencia con otros fabricantes, facilitando al usuario final toda la información necesaria para una correcta manipulación y uso de nuestros lubricantes, en un único paso desde cualquier Smartphone o Tablet", comenta Fernando Díaz, Marketing & Sales Manager de Olipes.

    Lubricantes
    Lenta recuperación

    Con todo, en el último año se ha producido una lenta recuperación del sector de los lubricantes, si bien "en este sector es mucho más lento. A nivel nacional, apenas se perciben avances, por lo que dicha recuperación está en sus comienzos. Ahora bien, en nuestro caso estamos desarrollando un mercado de exportación, que nos está permitiendo crecer y diversificar mejor en estos tiempos, también contamos con una unidad de negocio de aceites blancos medicinales y vaselinas cuyo cliente final son industrias como la farmacéutica y cosmética, cuyos consumos se mantienen relativamente estables a pesar de la crisis", asegura Enrique Sánchez-Lamadrid. Cierto es que "algo se ha notado la mejora de las ventas, aunque todavía no resultan significativas", añade Ramón Mayor.


    En líneas generales, "el mercado creció sobre un 3% durante el ejercicio 2014. Los datos del primer trimestre del año en curso, muestran cifras esperanzadoras de un ligero crecimiento igualmente al 3%. Todo parece indicar que durante el año 2013 tocamos fondo, después de más de siete años de bajadas de volumen continuadas. Además, las nuevas normativas ACEA, junto con las novedosas motorizaciones, provocan un cambio hacia el consumo de lubricantes sintéticos y semisintéticos. Esta categoría ya representa más de un 25% del total mercado frente a los lubricantes minerales y monogrados. En este sentido, podemos afirmar que estamos experimentando un cambio de tendencia, con tímidos, pero esperanzadores crecimientos de mercado, sustentados por un consumo de lubricantes de mayor calidad", explica Jordi Tarsà.


    Por lo que respecta a Kuwait Petroleum, "nuestras ventas dentro del sector del transporte han crecido notablemente en los últimos dos años. Sin duda, una parte se debe al repunte económico, aunque la mayoría ha sido gracias a la calidad de nuestros productos y la capacidad para transmitirla de nuestros comerciales de la tarjeta de combustible IDS, y agentes y distribuidores de Q8Oils. Con todo, el sector ha repuntado de forma moderada en el ejercicio 2014. Sigue siendo un mercado altamente competitivo y cada vez más exigente en el desarrollo de productos que cumplan con los nuevos requerimientos sobre legislación medioambiental".


    En cualquier caso, "será necesario esperar a final de año para hacer un balance completo. Por el momento, se percibe un repunte de ventas y una mayor inclinación del mercado hacia los productos de valor añadido", añaden desde Shell.


    Ahora bien, no podemos obviar, sostiene Fernando Díaz, que "la crisis que ha azotado con fuerza a los países de la Unión Eurpea, lo que sumado a los intervalos de cambio de aceite cada vez más prolongados, ha traído como consecuencia una caída de ventas de lubricantes en España de más de 200.000 toneladas (un 40% de las ventas de 2007). Cierto es que los momentos de crisis son también momentos de oportunidades para las empresas más ágiles e innovadoras como Olipes, que lejos de descender en sus cifras de ventas las ha incrementado en un 50% en el mercado nacional desde 2006, con incrementos interanuales en el mercado internacional superiores al 25%. Este crecimiento nos ha permitido afrontar la situación actual del mercado realizando fuertes inversiones en I+D+i, modernizando las líneas de envasado, ampliando las instalaciones y robotizando el área de logística, lo que nos ha permitido incrementar nuestra competitividad allí donde estamos presentes".

    Lubricantes, reinventarse
    Cambios por los motores Euro 6

    Hace justo ahora un año y medio que entró en vigor la normativa Euro 6 sobre gases contaminantes, lo que obligó a los productores de lubricantes a variar la composición de los aceites para adaptarlos a las especificaciones de los nuevos motores.


    En este sentido, "en Amalie ya contábamos desde hace tiempo con dos productos adaptados a la normativa de reducción de gases: AMALIE LANDER PLUS, un aceite mineral que mejora la limpieza de los pistones y posee un gran poder antidesgaste, especialmente recomendado para vehículos con filtros diesel de partículas (DPF) en combinación con el uso de combustibles bajos en azufre; y el AMALIE UHPD TLS 10W-40, un aceite sintético de última generación formulado especialmente para vehículos con filtros diesel de partículas (DPF), así como con sistema de recirculación de gases (EGR) y/o catalizador de reducción selectiva (SRC)", afirma Enrique Sánchez-Lamadrid.


    Una de las consecuencias del desarrollo de los motores Euro 6, ha sido "la aparición de filtros de partículas para ayudar a la reducción de emisiones, lo que a su vez ha traído consigo la necesidad de utilizar lubricantes 'low SAPS', de bajo contenido en cenizas sulfatadas (SA), fósforo (P) y azufre (S). Para cumplir con la nueva normativa, las especificaciones de los lubricantes han tenido que ser adaptadas. En base a dichas especificaciones, éstos deben ser formulados con bases de mayor calidad y con paquetes de aditivos diseñados para ser menos agresivos con los filtros, para así garantizar su durabilidad", asegura Jordi Tarsà.


    Y es que "el fósforo y el azufre presentes en los aceites de motor tradicionales son compuestos que obstruyen los filtros de partícula. Es por ello que los nuevos lubricantes diseñados para motores Euro VI deben ser lubricantes con bajo contenido en cenizas sulfatas o low SAPS. Q8Oils ha lanzado una gama completa de productos (www.q8oils.es) para motores Euro VI homologados oficialmente por los principales fabricantes de vehículos industriales", explican desde Kuwait Petroleum.


    Está claro por lo tanto que la entrada en vigor de la normativa Euro 6 "ha obligado a los fabricantes de vehículos y a los organismos como ACEA a revisar sus ensayos de motores, a los que nuestros lubricantes han tenido que adaptarse y evolucionar con rapidez, no sólo para satisfacer las exigencias de los OEM's sino también para ofrecer ahorros en el consumo de combustible superiores en porcentajes al 2% e incluso al 5%, dependiendo del fabricante, respecto a los lubricantes 15W40 SHPD convencionales. Lubricantes como el nuevo AVEROIL UHP 5W30 ofrecen estos ahorros de combustible, lo que lo convierte en el producto más demandado por las flotas de transporte internacional al ser un factor estratégico para reducir los costes de explotación", prosigue Fernando Díaz.


    Desde Shell son de la opinión que "Euro 6 ha supuesto un salto importante en la tecnología que los fabricantes tienen que desarrollar y montar en sus vehículos para cumplir con los estándares de emisiones. En efecto, los aceites de motor han de ser compatibles con los sistemas de tratamiento de gases de escape. A raíz de ello, la mayoría de fabricantes opta por productos de bajo contenido en cenizas, capaces de proporcionar una elevada protección y mantener sus propiedades a lo largo de los intervalos de cambio, que cada vez son mayores. También, los lubricantes de baja viscosidad contribuyen al cumplimiento de la normativa de emisiones, al reducir la fricción entre piezas y reducir, por tanto, el consumo de combustible. De hecho, el lubricante más avanzado de Shell para vehículo pesado, Rimula R6 LME, tiene una viscosidad 5W-30".

    Lubricantes
    Lubricantes de calidad

    El resultado de todo ello (nuevo reglamento sobre envasado y etiquetado, normativa Euro 6 sobre gases contaminantes, etc.) ha sido el desarrollo de lubricantes innovadores de los que se beneficia el consumidor final. En el caso de Amalie, "nuestros productos alargan la vida del motor en base a una lubricación óptima a alta temperatura y más rápida en frío, una reducción del desgaste y una mayor limpieza del motor al reducirse los depósitos. Además, suponen un ahorro económico teniendo en cuenta que disminuyen el consumo de aceite y de combustible, además de los gastos de mantenimiento. Por otro lado, mejora las prestaciones del vehículo (óptimo comportamiento en frío, menor ruido al arrancar y aumento de potencia", asegura Enrique Sánchez-Lamadrid.


    Por su parte, en Galp Energía "hemos desarrollado una gama muy amplia de lubricantes de alta calidad para todo tipo de vehículos. Por su parte, Mobil, cuyos productos comercializa Galp Energía, se ha especializado en lubricantes para vehículos pesados durante más de 80 años, destacando por su alta inversión en investigación y desarrollo de nuevos productos para satisfacer las homologaciones y aprobaciones de los más prestigiosos OEM's (fabricantes de vehículos). En este sentido, destacamos Mobil Delvac 1 LE 5w30, un lubricante "low SAPS" que cuenta con las aprobaciones de la mayoría de los OEM's y que está diseñado para proporcionar la máxima protección al motor y alargar su vida útil", explica Jordi Tarsà.


    Por lo que respecta a Kuwait Petroleum, los productos "Q8Oils destacan sobre todo por su calidad, con una amplia gama de lubricantes para todos los segmentos de mercado, con un elevado nivel en homologaciones directas de fabricantes. Nuestra calidad es contrastable, y especialmente reconocida y apreciada por los profesionales del transporte", señalan.


    En el caso de Avia Lubricantes, "utilizamos materias primas de primera calidad, contando con homologaciones de los principales fabricantes de vehículos industriales", indica Ramón Mayor.


    Olipes, de otro lado, "desarrolla todos sus aceites de motor de la mano de los principales fabricantes de aditivos para lubricantes a nivel mundial, como Lubrizol, Chevron-Oronite, Paramins o Infineum, líderes todos ellos en el desarrollo e implantación de nuevas tecnologías. Todos nuestros lubricantes de motor de alta gama están homologados por el Instituto Americano del Petróleo (API), superan las exigencias de las nuevas ACEA y cuentan con las aprobaciones de los principales fabricantes de motores a nivel mundial, como Daimler Benz, o el grupo VAG. La misma filosofía de calidad se aplica a los aceites de transmisiones, cada día más complejos y que cuentan con las aprobaciones de fabricantes como ZF", afirma Fernando Díaz.


    Por último, Shell "lanzó el pasado año la primera gama de lubricantes que parten del gas natural en lugar del petróleo como materia prima para la fabricación de los aceites base, que son el principal componente de los lubricantes. Esta tecnología única en el mercado nos permite obtener un aceite base con una estructura molecular uniforme, robusta y libre de impurezas, que se traslada al usuario final en forma de múltiples ventajas: como mayor resistencia a la oxidación, lo que implica mejores propiedades a lo largo de todo el intervalo de cambio; menor fricción y mejor comportamiento térmico, contribuyendo a un menor desgaste del motor; baja volatilidad y, en consecuencia, menor consumo de aceite y menor necesidad de relleno, y excelente compatibilidad con los sistemas de tratamiento de gases de escape, por su bajo contenido en azufre".

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95