Sábado, 08 Agosto 2020

    Acuerdo europeo para reducir la burocracia en las Red Transeuropea de Transporte

    Red Transeuropea de Transporte Red Transeuropea de Transporte Transporte Profesional

    La Union Europea ha llegado a un acuerdo interinstitucional sobre la propuesta de Reglamento de simplificación de procedimientos para la RTE-T (Red Transeuropea de Transporte).

    A mediados del mes de junio, el Parlamento Europeo y el Consejo alcanzaron un acuerdo provisional para simplificar los procedimientos de concesión de permisos para reducir la carga administrativa y los plazos de entrega para proyectos especialmente transfronterizos. La Comisión Europea acogió con satisfacción el acuerdo provisional alcanzado el 8 de junio entre el Parlamento y el Consejo sobre las medidas que aceleran la finalización de la red transeuropea de transporte (RTE-T).

    Las nuevas medidas simplificarán las reglas y procedimientos para autoridades y promotores de proyectos. La idea es que faciliten la concesión de permisos, la contratación pública y otros procedimientos administrativos para proyectos de infraestructura, y mejoren la cooperación entre los Estados miembros en proyectos transfronterizos, también para lograr otros objetivos de la Unión Europea, como la protección del medio ambiente.

    La Comisión presentó su propuesta original en forma de Reglamento sobre la racionalización de las medidas para promover la finalización de la red transeuropea de transporte, en mayo de 2018 como parte del Paquete de movilidad III.

    Los representantes permanentes de los Estados miembros (Coreper) aprobado las nuevas normas para acelerar la finalización de la red transeuropea de transporte (RTE-T) mediante la racionalización de los procedimientos de concesión de autorizaciones. La propuesta de «RTE-T Inteligente» también aclara los procedimientos que deben seguir los promotores de proyectos en lo que respecta a la concesión de autorizaciones y la contratación pública para proyectos transfronterizos. El Consejo ha acordado que el acto jurídico en el que se plasme el texto sea una Directiva, en lugar de un Reglamento, como había propuesto la Comisión. Ello proporcionará a los Estados miembros la flexibilidad necesaria para poder aprovechar sus procedimientos de concesión de autorizaciones actuales.

    Red Transeuropea de Transportes

    La Directiva abarcará proyectos que formen parte de secciones predeterminadas de la red básica de la Red Transeuropea de Transportes. También se aplicará a otros proyectos relativos a los corredores de la red básica cuyo coste total sea superior a 300 millones de euros. Se excluirán del ámbito de aplicación los proyectos relacionados sólo con la telemática y otras nuevas tecnologías, por cuanto su despliegue no está limitado a la red básica de la RTE-T. No obstante, los Estados miembros podrán aplicar la Directiva a otros proyectos de la red básica y de la red global de la RTE-T con el fin de permitir un planteamiento armonizado más amplio en los proyectos de infraestructura de transportes. Los Estados miembros concederán un tratamiento prioritario a los proyectos a los que se aplique esta Directiva.

    Con el fin de aumentar la eficacia y la transparencia de los procedimientos, los Estados miembros designarán una autoridad que actúe como punto de contacto para el promotor de cada proyecto. Dicha autoridad facilitará al promotor del proyecto indicaciones con respecto a la presentación de los documentos y demás información. Los Estados Miembros pueden optar por designar la misma autoridad para todos los proyectos, o tener diferentes autoridades como la autoridad designada, dependiendo de la categoría de los proyectos, el modo de transporte o la zona geográfica.



    La totalidad del proceso de concesión de autorizaciones no excederá un plazo de cuatro años.



    Los Estados miembros dispondrán de dos años a partir de la entrada en vigor de la Directiva para incorporar sus disposiciones al ordenamiento jurídico nacional. El anexo de la propuesta en el que se enumerarán las secciones predeterminadas de la red básica de la Red Transeuropea de Transporte a los que se aplica la Directiva, sólo se añadirá tras la adopción formal del programa del Mecanismo «Conectar Europa» (MCE 2.0), prevista para finales de año.

    La Red Transeuropea de Transporte tiene dos niveles: una red global, que garantiza la conectividad de todas las regiones de la Unión, y una red básica, que comprende aquellos elementos de la red global que son de máxima importancia estratégica para la Unión. La red básica debe finalizarse a más tardar en 2030, y la red global, en 2050.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Raquel Arias

    Desde 1996, intento explicar el mundo del transporte a profesionales, haciendo un poco más fácil lo de informar a expertos y no tan expertos. Es más interesante de lo que parece, pero menos fácil, también. 

    https://www.transporteprofesional.es/raquel-arias

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte