Lunes, 15 Octubre 2018
Login Registro

Iniciar sesión

Usuario *
Contraseña *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos con asterisco(*) son obligatorios.
Nombre *
Usuario *
Contraseña *
Confirmar contraseña *
Email *
Confirmar email *
Captcha *
Reload Captcha

    Entrevista con Abelardo Carrillo, director general de Renfe Mercancías

    Abelardo Carrillo Abelardo Carrillo Opinión

    El director general de Renfe Mercancías, Abelardo Carrillo, nos detalla cómo se está desarrollando el Plan de Gestión 2017-2019 y cuáles son los planteamientos con los que trabajan desde la operadora para potenciar el transporte de mercancías por ferrocarril.

    ¿El Plan de Gestión 2017-2019 está dando los resultados esperados?


    Este Plan se diseñó para situar a Renfe Mercancías en condiciones de competitividad y está dando muy buenos resultados. Hasta ahora, fundamentalmente hemos hecho un plan de saneamiento, eliminando todos los sobrecostes relacionados con la improductividad y la sobrecapacidad. Vamos a retirar 76 locomotoras y 1.600 vagones, que estamos valorando y próximamente pondremos en el mercado. Vamos a mantener unas 200 locomotoras y alrededor de 8.500 a 9.000 vagones. Además, hemos completado el 80% de la reducción de personal prevista, que afecta a unas 300 personas. A fecha de septiembre, hemos reducido un 40% las pérdidas y estamos en Ebitda de equilibrio. Esperamos acabar el año sin necesidad de acudir a la deuda para disponer de caja. El transporte de mercancías tiene que ser viable, que no dependa de las subvenciones o de la financiación pública. Tenemos que ser competitivos, vivir de nuestros ingresos.

    Entonces ¿el ferrocarril no necesita estar subvencionado o recibir ayudas?


    Nuestra actividad empresarial no puede estar subvencionada, es decir, que el Estado acabe compensando las pérdidas empresariales. Tenemos que ser competitivos y, en consecuencia, tener al menos equilibrio financiero en nuestras cuentas de resultados y en nuestro balance. Otra cuestión es que haya capacidad dentro de la administración para identificar aquellos costes que no sean estrictamente empresariales por los cuales el transporte de mercancías por ferrocarril deba ser compensado. Esto ya se hace en Italia, Austria, Alemania, Francia y creemos que en España esta necesidad tiene que ser analizada. Los costes externos que ahorra el ferrocarril y otro tipo de aportaciones que genera el ferrocarril pueden ser financiados públicamente como ocurre en otros países de la UE. Uno de los aspectos que precisamente tiene que ser valorado es el apoyo a la intermodalidad. Las cadenas de transporte integradas de carretera y ferrocarril, la integración de modos, tiene que ser apoyada públicamente.

    ¿Cómo puede influir la sanción de Competencia en el desarrollo del Plan?


    No va a afectar. Aunque, por responsabilidad, hemos provisionado la mayor parte de sus posibles consecuencias económicas, estamos convencidos de que vamos a ganar el recurso que hemos interpuesto.

    Volviendo al contenido del Plan, ¿qué otras medidas se incluyen?


    También hemos avanzado en la mejora de la capacidad de gestión de la producción, evolucionando desde las actividades manuales a la gestión digital. Hemos completado una primera fase y ya disponemos de sistemas de gestión que nos permiten tener localizados los recursos, planificar su uso y controlar la ejecución. Ahora nos estamos concentrando en orientarnos hacia la gestión de clientes.

    ¿Qué va a cambiar en la relación comercial con el cliente?


    Lo primero es mejorar la calidad del servicio. Tenemos un problema de credibilidad, nuestros clientes y en general el sector nos achaca que no somos suficientemente creíbles en nuestras previsiones de transporte. Hasta ahora, la calidad del servicio era la resultante de una operación gestionada de una manera muy precaria. Estamos trabajando para implantar los sistemas que nos van a permitir operar de otra manera. Vamos a cambiar la operación para mejorar la prestación del servicio. No hay ningún motivo para pensar que un tren de mercancías no pueda ofrecer la misma calidad de servicio que uno de viajeros.
    Por otra parte, estamos revisando nuestra cartera de clientes y las condiciones comerciales aplicadas. En este sentido, en julio empezamos a introducir cambios significativos en la red intermodal multicliente, dedicada a la oferta de contenedores. Hemos modificado las condiciones comerciales, términos de tarifa, condiciones de descuento, condiciones de reserva y tiempos de recorrido. Es la primera fase para hacer rentable una red como la multicliente, que era muy deficitaria. Por ejemplo, ahora, los descuentos para el retorno de los contenedores vacíos están condicionados al volumen de negocio, para incentivar la utilización de nuestros trenes.

    ¿Cuáles son sus previsiones de crecimiento a corto plazo?


    El volumen no es transcendente, no es nuestra meta. No queremos crecer para mejorar, queremos mejorar la eficiencia para crecer en resultados. Una vez que tengamos unas condiciones de competitividad nuevas, veremos cuál es la aportación de nuestra oferta al desarrollo del sistema ferroviario en general, ya que creemos que privados y público tenemos que crecer. Nos gustaría mantener una senda de crecimiento razonable, entre el 2 y el 3% cada año.

    ¿Qué tipo de relación van a promover con la carretera?


    El equipo de gestión de Renfe Mercancías tiene una novedad que ofrecer al sector de la carretera: se ha acabado la guerra. No queremos gestionar contra la carretera, queremos diseñar el transporte con la carretera. Y este es un campo completamente abierto a un nuevo futuro. Cada modo tiene sus virtudes, su capacidad y su competitividad. En España no se ha trabajado lo necesario a favor de la intermodalidad, como sí se ha hecho en otros países. Actualmente, estamos diseñando un plan específico de intermodalidad, que estará listo en un corto plazo de tiempo, que queremos discutir con el sector de la carretera y con las autoridades. Queremos ofrecer eficiencia, capacidad de transporte a buen precio y con calidad. Y lo que queremos es encontrar socios, aliados, que entiendan esta apuesta. Nuestro mensaje es que el ferrocarril está mejorando su eficiencia y nos gustaría que esta fuera una oportunidad para mejorar en la integración de modos y en la capacidad para avanzar en las cadenas integradas de transporte. Acabar con la guerra de un modo contra otro y aprovechar las oportunidades y las capacidades que hay en conjunto.

    Revista Transporte Profesional

    Número 380 - Diciembre 2017
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 380 - Diciembre 2017

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95