Advertisement
Lunes, 27 Mayo 2024

    El mar de dudas de las mudanzas, por Justino Sanchón

    Justino Sanchón, gerente de FEDEM Justino Sanchón, gerente de FEDEM Transporte Profesional

    Generar futuro y esperanza es el plan que cualquier asociación profesional se marca o se plantea desde su nacimiento. Un futuro en el que las empresas o los profesionales que formen parte de esa agrupación empresarial se sientan acompañadas, que hallen el respaldo que alguien solo no encuentra.

    Las asociaciones empresariales y profesionales también deben abrir un camino de esperanza para sus miembros, que vean sus caminos expeditos, sin miedo a dar pasos, sin temor a caminar de manera clara y determinante.

    Desde hace años, un pequeño sector del transporte de mercancías como es el de las mudanzas pretende asentarse en un mundo empresarial que se avecina complejo como es el del transporte de mercancías por carretera. El sector de las mudanzas es minúsculo, si se compara con otros grandes mastodontes.

    Sin embargo, se trata de un sector básico, imprescindible, en una sociedad en la que el traslado es frecuente, en la que los movimientos de viviendas, de oficinas se han hecho necesarios. Los humanos se han vuelto nómadas, llevados por las necesidades de un trabajo o de una vida digna. Hace años, se buscaba estabilidad en la misma ciudad, salvo aquellos que tuvieron que salir o huir de sus ciudades o países por cuestiones políticas. En la actualidad, no importa tanto el lugar sino un empleo digno.

    Una vez que se tiene claro que el sector de las mudanzas es imprescindible habría que preguntarse los motivos por los que apenas se le tiene en cuenta

    Las administraciones públicas son conscientes de que hay acciones que rayan la alegalidad o amoralidad, los ciudadanos prefieren precios mucho más que reducidos sin tener en cuenta los problemas que pueden generar.

    ¿De verdad merece la pena seguir mirando para otro lado mientras cientos de empresas siguen luchando, cada día, por una profesión que se queda solo y sin apoyos, por un oficio que necesita de ayudas claras y concretas para poder sobrevivir?

    La importancia de FEDEM

    La Federación Española de Empresas de Mudanzas (FEDEM) lleva años tratando de dignificar la función del empresario de mudanzas. Ha buscado todo tipo de resquicios para que se respete este trabajo. Y se siguen dando pasos para obtener un beneficio para las empresas.

    Entonces, ¿qué está fallando? Falla, o fallamos, todos: la sociedad, las administraciones, los empresarios, los trabajadores, incluso la propia Federación. La sociedad sigue sin darse cuenta de una expresión que se oye con frecuencia en las juntas directivas de FEDEM: “lo barato puede salir caro”.

    Los ciudadanos continúan sin percatarse de algo básico: ¿de quién es la responsabilidad si ocurre algo en su casa mientras se realiza la mudanza? ¿Por qué el ciudadano no se pregunta los motivos que llevan a que haya tantas diferencias entre los presupuestos para realizar una mudanza?

    Las administraciones siguen fallando. Más que fallar, siguen mirando para otro lado: permiten que los concursos públicos de mudanzas los realicen empresas de otros sectores, que pueden ofertar precios más bajos; aceptan las subcontrataciones con empresas de dudosa legalidad; admiten trabajadores sin documentación laboral en regla…

    La mayoría de las empresas, aquellas que están legalmente constituidas, las que dan de alta a sus trabajadores de manera legal, las que suscriben seguros para realizar sus mudanzas, sufren a los ilegales, a empresas que buscan todo tipo de resquicios para ofertar precios mejores -no más competitivos- y sin moralidad.

    Y, desde la barrera, FEDEM sigue luchando por unificar al sector, por hacerlo más abierto a las empresas, pero en el que solo tengan cabida aquellas que sean legales en todos sus aspectos, que no permitan arbitrariedades laborales, las que no busquen subterfugios legales para obtener más rentabilidad y más beneficios.

    El mar en el que navega el sector de las mudanzas es incierto. Es verdad. Es real que las mudanzas sufren de vaivenes, desde los empresariales genéricos a los específicos del sector. Pero también es cierto que sin la unidad de todos es complejo llegar a buen puerto; sin unión de las empresas es difícil aclarar las dudas que rodean al sector.

    Por ello, FEDEM tiene que ser el aglutinador de las mudanzas, la Federación que englobe, que reúna, que aglutine y que dirija el barco del sector para despejar todas sus dudas.

    Valora este artículo
    (1 Voto)
    Más en esta categoría:
    Saúl Camero

    Periodista con 25 años de experiencia en el ámbito del transporte de mercancías por carretera, es director de la revista Transporte Profesional desde marzo de 2020.

    Además, también es especialista en vehículos comerciales y todo lo relacionado con el mundo “furgonetero”: pruebas, comparativas, técnica, etc.

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Noticias + Leidas

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95
    Nosotros usamos Cookies

    Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.