Advertisement
Lunes, 15 Abril 2024

    El parque del V.I.envejece sin remedio

    Se hace imprescindible aplicar terapias geriátricas que puedan paliar el envejecimiento del parque de vehículos industriales en España.Cada día, ayudados por nuestra crisis económica,es más el número de vejestorios acumulados en las campas de todo el país. Las ayudas proporcionadas al sector de los turismos han dado resultados positivos, sin embargo, el olvido que rodea al ámbito del transporte en bastantes de sus modalidades, amenaza con incrementar los problemas, no solo del deterioro del medio ambiente, sino la seguridad, sin mencionar el negocio de los transportistas, sobre todo el de los menos favorecidos.

    Se pone de manifiesto, que mientras se multiplican las exigencias, se entra en grave contradicción al observar insuficientes las tibias fórmulas administrativas. De no tomar conciencia y demostrar una voluntad de apoyo eficaz, es opinión generalizada que, el parque nacional de diferentes tipos de camiones estará obsoleto en muy poco tiempo.

    Para hacer estas afirmaciones se han revisado los datos estadísticos y se han escuchado las voces de muchos autónomos, de pequeñas y medianas empresas, que se sienten incapaces de renovar sus vehículos y se ven obligados a tirar con lo que tienen, aún siendo conscientes de lo que ello acarrea: peor servicio, multas, reparaciones, dificultades en suma. Y por redondear el discurso diremos que, de los 51.695 vehículos que integraban el parque nacional en el año 2009 (desde furgones hasta tractoras, según el Mº de Fomento), una cuarta parte, un aproximado 20 %, va al saco de los “usados”, debido básicamente, a las renovaciones que realizan los grandes flotistas, facultados para cambiarlos con 3 o 4 años, en función de su poder adquisitivo y los muchos kilómetros que recorren. Pero, ¿ante qué se encuentra un autónomo o un pequeño empresario que quiere cambiar su camión de 20 años? Frente a imponderables, porque no tiene forma de financiación ni ayuda que se lo facilite.
    Y para remate, ¿de qué viven los compraventas, si no precisamente, de los autónomos o de los pequeños y medianos empresarios paralizados actualmente?


    Apoyándonos en los datos facilitados por la prestigiosa Urban Science en su estudio de los últimos 10 años, vemos lo siguiente: Si el envejecimiento del parque en cabezas tractoras en el año 2008 era de un 5,9 en diciembre del 2009 superaba el 6,4. En cuanto al total del parque, en el año 2000 (furgones, ligeros, medios, rígidos de carretera, obras y tractoras), era de 120.310 vehículos. Desde el año 2005 hasta, inclusive el 2008, fueron años de bonanza con totales de: 156.429 (2005), 158.636 (2006), 170.038 (2007) el mejor año, y 104.171 (2008) descendiendo de forma drástica a los 51.695 del año pasado,
    que se apuntaban anteriormente. Si nos fijamos en los movimientos de la gestión del transporte de mercancías, publicados por el Ministerio, hubo un total de 6.961 Autorizaciones Visadas y el movimiento entre “altas y bajas” de vehículos pesados fue de: 67.677. El movimiento de “altas y bajas” en los ligeros fue de: 21.047 y el número de Autorizaciones Visadas sólo fue de 1.900.
    Ya apuntábamos en ediciones anteriores, el giro interpretativo que exhibe la Administración en cuanto a la normativa para la homologación en camiones importados, o las múltiples dificultades esgrimidas para cambiar vehículos con más de 10 años a un motor Euro 5, que aún no siendo el óptimo, podría rebajar la contaminación y permitir al mismo tiempo la continuidad en el trabajo.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Noticias + Leidas

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95
    Nosotros usamos Cookies

    Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.