Advertisement
Lunes, 27 Mayo 2024
    Opinión - Transporte Profesional

    A lo largo de 2020 hemos pasado por muchas emociones. Seguro que ha sido el año más convulso de nuestras vidas, y nos acordaremos de él mientras vivamos.

    El secretario general de la Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte de Murcia (Froet), Manuel Pérezcarro, valora la situación sucedida los últimos días de 2020 en la frontera británica como consecuencia de dos hechos: la inminente entrada en vigor del Brexit y la propagación de una mutación del virus Covid-19, que entró en el continente desde el Reino Unido.

    Todavía estábamos asimilando la sentencia del Tribunal Supremo sobre la supresión del requisito de la antigüedad de la flota, cuando ya tenemos otra que modifica el procedimiento sobre la posible pérdida de honorabilidad, de una empresa o de su gestor de transporte.

    El actual Gobierno de España se caracteriza por decir un día una cosa y al siguiente la contraria. Estamos cansados de verlo. Es más grave todavía comprometer su palabra y luego realizar exactamente lo opuesto.

    Por increíble que parezca, a día de hoy, Madrid Central sigue igual. A pesar de que una de las primeras medidas adoptadas por el actual equipo de gobierno fue la suspensión de la aplicación de Madrid Central, se lo tumbaron los tribunales; a pesar de que el año pasado se anunciara el nuevo plan de movilidad del Ayuntamiento de Madrid (Madrid 360), todavía no se han llevado a cabo los cambios normativos necesarios; a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anulara la regulación de Madrid Central debido a importantes defectos de forma como la ausencia de evaluación de impacto económico o la falta del trámite de información pública, dicha resolución no es firme y la regulación sigue vigente; a pesar de que el sistema de registro de accesos y de sanciones ha tenido múltiples fallos; a pesar de todo, Madrid Central continua en vigor.

    Ángel Garrido, consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, reflexiona sobre las consecuencias de la cuarentena, que ha sacado a flote aspectos y cambios poco reconocidos, pero esenciales y significativos para el día a día, en los que el transporte ha jugado un papel de primer orden, aunque ha sufrido una drástica reducción del empleo y la facturación.

    En esta ocasión no voy a hablar de las 44 toneladas, ni del paro/no paro, ni de la relación transportistas/cargadores.

    La revista TRANSPORTE PROFESIONAL va a llevar a cabo una macroencuesta en la que va a dar a conocer en qué momento exacto se encuentra el transporte de mercancías por carretera, tras la pandemia provocada por la Covid-19.

    El pasado 15 de junio, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentaba a bombo y platillo el denominado Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción, un plan con cinco pilares básicos y un presupuesto de 3.750 millones de euros. De éstos, 2.690 millones serán destinados a impulsar la competitividad y la sostenibilidad que se dirigirán a mejorar las condiciones de los préstamos del Plan de reindustrialización y avales para la financiación de vehículos comerciales e industriales. A estas medidas, desde el punto de vista del sector del transporte, decir que las considera positivas y necesarias.

    El Transporte Marítimo a Corta Distancia (TMCD) y las denominadas Autopistas del Mar, sufren también los efectos de esta crisis sanitaria, como explica la directora técnica de SPC Spain, Pilar Tejo.

    Así se sienten los transportistas: hartos y cabreados con lo que está sucediendo. No me refiero a la situación que estamos sufriendo con la crisis sanitaria consecuencia del COVID 19, donde están dando lo mejor de sí mismos, muy especialmente los conductores. Me refiero a las actitudes que se están poniendo de manifiesto por Gobierno, asociaciones de cargadores y éstos individualmente.

    Son tiempos complicados y muy difíciles, no queda otra que estar unidos, tenemos que colaborar entre todos para vencer la pandemia del coronavirus y sus consecuencias, que son muchas y de diversa índole. Obviamente, lo prioritario es la emergencia sanitaria, pero también es necesaria la colaboración para paralizar, en la medida de lo posible, el drama social y económico que está provocando y que puede tener unas dimensiones estratosféricas.

    Noticias + Leidas

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95
    Nosotros usamos Cookies

    Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.