Sábado, 31 Julio 2021
    Scania G 340 GNL Scania G 340 GNL Puebas de camión

    El gas natural es una de las pocas opciones viables que se barajan para sustituir al gasóleo. Scania es el primer fabricante que se atreve a presentar un producto de gas en nuestro recorrido. Este G 340 propulsado mediante GNL -Gas Natural Licuado- es todo un pionero.

    Prueba Scania G 340 GNL Transporte TV

    Más videos en transporte TV

    Despunta:

    • Precio del combustible que utiliza.
    • Aerodinámica.
    • Producto vanguardista.

    Superable:

    • Escasa potencia.
    • Carencia de freno motor.
    • Precio.
    • Caja de cambios con tan solo 6 relaciones

    El gas natural es el combustible fósil que menos impacto ambiental produce tanto en su extracción, elaboración, transporte como aprovechamiento. Cuando se quema produce 2 veces menos emisiones de NOx que el carbón y 2,5 veces menos que el fuel oil. El gas natural básicamente es metano en una proporción del 79 al 97%, al que acompañan pequeñas proporciones de etano, propano y nitrógeno junto a trazas de derivados del azufre, gases nobles, hidrocarburos y mercaptanos. El gas natural lo encontramos "LIBRE" o acompañando a yacimientos de petróleo o carbón. En los depósitos petrolíferos que no poseen sistemas de reinyección se quema el gas natural en las antorchas de la explotación, en este caso al gas natural se le considera un subproducto contaminante.
    Se encuentran bolsas de gas natural en Asia, las dos Américas, Australia y en Nigeria, Arabia Saudí,Egipto y Argelia. Europa se provee del gas ruso, mientras que nosotros nos abastecemos de gas argelino. En la actualidad hay reservas de gas natural para unos 55 años, aunque se puede producir biogás -metano- a partir de elementos orgánicos.
    Este carburante se almacena en forma líquida o gaseosa. Para poder utilizarlo en el transporte pesado de largo recorrido hay que almacenarlo en fase líquida. El G 340 de Scania dispone de dos depósitos de 450 y 360 litros que pueden almacenar 265 kg de gas licuado, lo que permite al vehículo alcanzar una autonomía de cerca de 1.000 km.
    En España no estamos mal surtidos de puntos de abastecimiento de este producto, podemos decir que somos líderes en Europa. Aun así este es el principal handicap al que va tener que enfrentarse el gas natural.

    Scania G340 GNL
    Cinco cilindros en línea

    Para cargar el gas en el vehículo es necesario realizar una formación previa. No es que sea complicado realizar el aprovisionamiento. Únicamente hay que conectar las tres mangueras de que dispone el sistema y seguir las instrucciones que va emitiendo el poste de suministro. El tiempo de llenado es similar al que utilizaríamos para cargar la misma cantidad de gasóleo. El único punto a destacar es que el gas natural licuado se almacena por debajo de los -160 ºC.
    Para sacar el máximo rendimiento térmico al metano, Scania ha echado mano de su motor más pequeño, el 9,29 litros. A este cinco cilindros en línea el constructor sueco le ha retirado los inyectores de gasóleo y los ha sustituido por un par de inyectores de gas por cilindro y las consiguientes bujías. De esta forma ha transformado su motor de combustión en uno de explosión.
    Estos motores Otto pueden entregar 280 o 340 CV. Sin duda es una potencia muy escasa de acuerdo con las exigencias y usos del transporte pesado de larga distancia actual. Sin duda es necesario que se comiencen a desarrollar motorizaciones que ofrezcan más de 400 CV para que este tipo de vehículos comiencen a ser una opción con garantías.
    Otro punto mecánico a destacar es la caja de cambios. La energía generara por estos propulsores se gestiona o mediante un mecanismo manual de 12 relaciones o a través de una caja automática Allison de 6 marchas. Las cajas robotizadas, en caso de Scania la transmisión OptiCruise, aun no se pueden utilizar. Básicamente el escollo a salvar es que estos propulsores no tienen freno motor, y sin su aporte no se puede gestionar de forma rápida y fiable el salto de marchas.
    Para finalizar decir que utilizar un motor de "gasolina" gestionado mediante una caja automática de 6 relaciones obliga a cambiar el estilo de conducción en los tramos de montaña. La diferencia entre las relaciones 6ª y 5ª es muy pequeña. Esto supone que los cambios se realizan dentro de la zona teóricamente "verde". Para utilizar el resto de las marchas es necesario incluso alcanzar las 1.900 rpm. Como estamos usando un cambio automático podemos forzar las reducciones seleccionando la velocidad máxima con la que queremos trabajar, el problema es que no podemos hacer lo mismo para recuperar marchas.

    Cal y Arena

    ¿Será el gas natural quien sustituya al petróleo? Constructores como Scania o Iveco apuestan por esta solución, siendo España el país europeo que mejor posicionado está en relación a este tipo de propulsión. Nuestro suministro procede de Argelia, mientras que prácticamente el resto de la Unión Europea depende de Putin, y esto siempre es una mala noticia.
    La segunda cuestión es el alcance del que disponen estos camiones. Gracias a que utilizan gas en fase líquida, estos vehículos superan con creces los 800 km de autonomía. Si a esto unimos que en España encontramos con cierta facilidad estaciones que suministran Gas Natural Licuado, parece que este aspecto no supone un escollo insalvable.
    El bajo coste de este combustible es el aspecto que parece favorecer de forma determinante al GNL. El insospechado bajo precio del gasóleo ronda el € por litro, mientras que el kg de GNL en el momento de nuestro repostaje era de 0,69 €. Hay que recordar que un litro de gasóleo pesa 0,85 kg a 15 ºC.
    Sin embargo este dato es peligrosamente engañoso. El precio del litro del gasóleo al llegar a la estación apenas si supera los 0,5 € en la actualidad. Si a esto unimos que el consumo de los motores Otto es sensiblemente superior al de los diésel, la cuestión es: ¿a igualdad de presión fiscal esta propulsión seguirá siendo rentable?
    Aunque sin duda el punto más débil de este tipo de vehículos es su escasa potencia. Con 340 CV y una caja automática de 6 relaciones el transporte de larga distancia se le atraganta a este camión. Este tipo de mecánica, de momento, solo pueden competir dentro del campo de la distribución urbana.

    Scania

    Detalles

    El gas natural es básicamente metano. La molécula de metano es muy simple, lo que hace que cuando se queme emita muy bajas emisiones de SO2, CO2, NOx e Hidrocarburos. Al gas natural se le añade un aditivo con olor a huevos podridos.

    El repostaje debe realizarse cumpliendo con algunos protocolos de seguridad. No hay que olvidar que el gas natural licuado se almacena por debajo de los -160 ºC.

    El consumo del gas natural no se mide en litros, se realiza en kilogramos. Un litro de gas natural licuado pesa 0,554 kg.

    Scania

    Muy poco EGR

    Los motores alimentados con cualquier tipo de gas utilizado en el transporte pesado son mecánicas diésel reconvertidas en Otto -gasolina-. Los grupos de 9 litros de Scania disponen de un bloque de 5 cilindros en el que los inyectores de gasóleo han sido sustituidos por otros dos inyectores de gas y una bujía por cilindro. El turbo compresor realiza su trabajo antes de que se produzca la mezcla y la presión de inyección la suministra la tecnología common-rail. Otro elemento a destacar es la válvula EGR. Estos propulsores también producen emisiones de NOx, aunque en menor volumen que la propulsión diésel. La derivación de la válvula EGR genera una refrigeración de entre el 5 y el 20%.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Txetxu Calleja

    Especialista en Vehículos industriales y formador de conductores profesionales es el probador de la revista Transporte Profesional y de transporteTV

    https://www.transporteprofesional.es/pruebas-camiones/autor/997-txetxucalleja

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte