Jueves, 19 Julio 2018
Login Registro

Iniciar sesión

Usuario *
Contraseña *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos con asterisco(*) son obligatorios.
Nombre *
Usuario *
Contraseña *
Confirmar contraseña *
Email *
Confirmar email *
Captcha *
Reload Captcha

    Prueba camión Mercedes-Benz Actros 1846 LS StreamSpace

    Mercedes-Benz Actros 1846 LS StreamSpace Mercedes-Benz Actros 1846 LS StreamSpace Puebas de camiones

    Con su motor de 11 litros, sus 455 CV de potencia nominal y su cabina StreamSpace este Mercedes es el producto más popular del constructor alemán en todo Europa. A su acabado y su suelo completamente plano hay que unir un contenido consumo.

    Prueba camión Mercedes-Benz Actros 1846 LS StreamSpace transporte TV

    Más videos en transporte TV

     El semáforo

    Despunta:

    • Consumo.
    • Acabado.
    • Suelo plano.
    • Espejos.
    • Inteligencia de la caja de cambios.

    Superable:

    • Suspensión muy blanda.
    • Entrega lenta de su potencia.
    • No lleva sirga para comprobar el nivel de lubricante motor.
    • No se pueden abrir los dos cofres laterales al unísono.

     

    Mercedes-Benz Actros 1846

    Conducir un Actros es toda una experiencia. El camión ya impresiona desde su exterior. Su calandra y ópticas son atractivas y sus carenados denotan que estos vehículos están diseñados para ahorrar.
    En su interior encontramos un perfecto acabado, un gusto por los detalles, un potentísimo ordenador de a bordo y un volante multifunción con reminiscencias de turismo.
    Pero lo que marca la diferencia es cuando lo ponemos en marcha. En este momento tenemos que cambiar por completo nuestra forma de obrar, estamos ante una nueva máquina que precisa de nuevas rutinas. La funcional palanca de cambios, situada evidentemente a la derecha de la barra de la dirección, nos da acceso a los frenos continuos -retardador hidráulico y freno motor- y a todas las funciones del cambio de marchas.
    Al seleccionar la posición D ya podemos comenzar a movernos. Entonces se nos presentan tres opciones: AUTOMATICO, ECONOMICA y MANUAL. La primera y la última de ellas, la AUTOMATICO y la MANUAL, son utilidades completamente convencionales. La primera gestiona el cambio autónomamente, aunque también permite al conductor realizar esta tarea. La segunda solución bloquea el cambio, lo que hace que cualquier salto de marcha lo tenga que ordenar el conductor.
    La función ECONOMICA básicamente no te permite circular por encima de los 85 km/h. El conductor es quien toma esta decisión. Es decir, podemos trabajar a voluntad a 85 o a 90 km/h. Una diferencia sustancial con los Actros euro6 de hasta 2015, es que ha desaparecido el programa POWER. Este recurso aumentaba el régimen de trabajo del motor por un tiempo limitado. A todas luces esta alternativa no aportaba nada en el ahorro de combustible y además hay que reconocer que no se echa de menos.
    Hasta aquí realmente apenas si encontramos excesivas novedades con la competencia. A partir de ahora es donde hay que cambiar la forma de pensar y actuar. Si pisamos el acelerador el camión comienza a andar, pero de forma muy progresiva, sin gracia, sin garra. Si queremos que comience a trabajar con más brío hay que accionar el control de velocidad. Tampoco es que el vehículo se transforme en una fiera, pero se lanza de una forma mucho más eficaz. Eso sí, optando siempre por el mejor régimen, en el más rentable.
    Los "ojos" del sistema, la geolocalización, comienzan a gestionar el cambio y optimizar el trabajo del propulsor. Deciden que marcha engranar y que caudal real de combustible hay que inyectar. Pero además, el control de crucero también gestiona otros sistemas como el alternador. Si el camión esta rodando en una pendiente genera un caudal de tensión mínimo y cuando está bajando -cuando no hay inyección- comienza a trabajar a plena potencia. La inteligencia del conjunto no deja que la temperatura de las baterías descienda de los 15 ºC.

    mercedes-benz
    ¿Y en las bajadas?

    El conductor puede cambiar de marcha o pasar a modo MANUAL si así lo desea. Pero la geolocalización sigue trabajando con el resto de los sistemas. Y, además, el conductor enseguida tiene que reconocer que software es tan eficaz como él. En ocasiones opera por debajo de las 1.000 rpm, en otras cambia dos marchas e incluso en las bajadas utiliza una velocidad más larga si le sobra potencia de retención.
    Con este vehículo tuvimos que trabajar un poquito más. Al no llevar retardador hidráulico tuvimos que ir cambiando la programación del control de velocidad. En Somosierra, por ejemplo, regulamos el sistema a 75 km/h, para poder bajar de forma casi constante sobre los 90 km/h sin tener que usar en exceso el freno de servicio.
    Mercedes ofrece como estándar un nuevo grupo con una relación final 2,533/1. Con esta desmultiplicación se alcanzan los 90 km/h a 1.210 rpm y los 85 km/h a 1.143 vueltas. O también se puede circular a 65 km/h a 874 rpm si las circunstancias lo aconsejan, aunque sería mejor decir: si el ordenador lo considera oportuno.
    Los nuevos Actros no solo son una intuitiva e inteligente caja de cambios PowerShift3. En su motor encontramos otras novedosas soluciones. Por ejemplo un nuevo turbo asimétrico, fabricado por Mercedes en su planta de Mannhein, y su relación con la válvula EGR. El mecanismo que regula la recirculación de los gases de escape se sitúa muy por delante del turbocompresor. De esta forma los gases que vayan a los cilindros cuatro a seis se derivan a la turbina, mientras que el resto directamente se dirigen al escape. El mecanismo prescinde del bypass y no necesita regular la posterior recirculación. Este desarrollo hace que suba un poco el consumo de AdBlue, porque se recirculan menos gases, lo que hace que el motor sufra menos y, por supuesto, necesite quemar menos combustible.

    Prueba Mercedes-Benz
    Cal y Arena

    Las cabinas StreamSpace con suelo plano de Mercedes-Benz fueron las primeras en ofrecer soluciones que en la actualidad nos pueden parecer como muy comunes. Entre sus mejores virtudes encontramos su impresionante acabado, sus espejos que ofrecen una perfecta visión hacia atrás -y que apenas si ocasionan puntos muertos hacia delante- y un extraordinario ordenador de a bordo.
    En la pantalla del citado ordenador encontramos, por ejemplo, información completísima sobre los tiempos de conducción y descanso, sobre la temperatura a la que trabajan diferentes partes mecánicas del vehículo o la presión de los neumáticos. De hecho hay quien afirma que este cúmulo de detalles es excesivo, que puede desviar de algún modo la concentración del conductor. Pero de lo que no cabe duda es de que a más información, mejor se tratará la mecánica y, que por tanto, mayor rendimiento se le sacará al vehículo.
    En lo relativo a las cajas de cambios con guiado mediante GPS, Mercedes también fue pionera. Su inteligencia y anticipación es envidiable, saltandose velocidades sin el más mínimo complejo. También hay a quien no le gusta este tipo de proceder. Pero en lo relativo al consumo de combustible ahorrar en número de cambios siempre es un acierto.
    El consumo es sin duda la virtud estrella de este 1846. Eso sí, lo hace de una forma muy triste. El conductor siente que el vehículo no responde a sus ordenes sobre el acelerador. Los productos pesados de Mercedes hace tiempo, los viejos Actros incluidos, que son un tanto remolones. Pero en su favor hay que decir que son más veloces si activamos el control de crucero.
    El punto más débil de estos camiones lo encontramos en la suspensión. Sus apoyos son laxos, lo que hace que el conjunto del sistema negocie de forma demasiado blanda las irregularidades del terreno.

    mercedes-benz
    En resumen
    Consumo AdBlue 1,28 L/100 km
    Precio AdBlue 0,70 €-Litro
    Precio Gasóleo 1,099 €-Litro
    Consumo Gasóleo* 29,45 L/100 km
    Velocidad media 78,30 Km/h
    Coeficiente de rentabilidad 86,47%
    * sin adicionar el consumo de AdBlue

    Revista Transporte Profesional

    Número 380 - Diciembre 2017
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 380 - diciembre 2017
    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95