Cuadernillo Especial nº 428 Diciembre 2021

1. Subrogación obligatoria: Un total de quince convenios colectivos recogen siquiera una mención a esta materia, si bien, como no podía ser de otra forma, la regulación que ofrecen los convenios difiere mucho entre unos y otros: • Albacete y Cáceres prevén la subrogación obligatoria para todas las actividades. • Álava, Alicante, Cantabria y Tarragona prevén la subrogación obligatoria en las actividades logísticas. • Badajoz, Lugo y Sevilla prevén la subrogación empresarial obligatoria en los contratos con la Administración Pública, y Málaga continúa contemplando la subrogación en los contratos con empresas públicas. • Barcelona, Guipúzcoa, yGuadalajaraOL remiten la posible introducción de la obligatoriedad de subrogación empresarial a un momento posterior, sea a través de la constitución de una comisión específica para su de estudio, o no, o lo remiten a lo que pueda establecerse a nivel nacional. • Huelva prevé la subrogación para el sector del transporte de viajeros por carretera. • El caso novedoso lo representa Valencia, que tras establecer el compromiso de regular esta cuestión en el futuro, ya lo han hecho, acordando que resulte de aplicación a aquellas actividades que se desarrollen en el domicilio de los clientes (‘in house’). 2. Mejoras sindicales: De nuestros convenios colectivos, 31 establecen mejoras para los representantes de los trabajadores o para los representantes sindicales respecto de lo establecido legalmente, entre las que sin duda prevalecen las relativas al crédito horario de los representantes de los trabajadores, a la constitución de secciones sindicales, a la existencia de representantes legales de los trabajadores, etc. De forma paulatina, se va incrementando el número de convenios colectivos que recogen algún tipo de mejora sindical. 3. Kilometraje: El número de convenios colectivos que recogen complementos salariales en función de los kilómetros recorridos por los conductores no está experimentando variación alguna en los últimos años. Salvo error, el primer convenio que tomó la iniciativa en este sentido fue el de Murcia hace más de diez años. En la actualidad, son ocho los convenios colectivos que recogen estos complementos salariales, que se corresponden con los complementos por cantidad o calidad de trabajo previstos en el II Acuerdo General, y también en su antecesor. En concreto, se trata de Cantabria, Guipúzcoa, Huelva, Jaén Discrecionales, La Rioja, Murcia, Pontevedra y Salamanca. Este último convenio, el salmantino, introdujo el plus de kilometraje en su última edición, con vigencia de 2018 a 2020. Los complementos salariales por kilometraje suelen ser establecidos para compensar la realización de horas extraordinarias u horas complementarias (en ocasiones también en sustitución del plus de nocturnidad), dadas las dificultades que entraña para la empresa el control de la actividad de los conductores. Conviene recordar que el propio II Acuerdo General reforzó –por expresarlo de alguna manera- la existencia de complementos de esta naturaleza, pues prevé expresamente en su artículo 28.2 que los convenios colectivos provinciales o de empresa, e incluso los acuerdos de empresa, “…podrán establecer contrapartidas salariales específicas, fijadas según criterios objetivos, como retribución de posibles prolongaciones de la jornada ordinaria y/o de la realización de horas de presencia”, haciendo una tácita mención a los pluses de kilometraje. Mención especial merece el nuevo convenio colectivo de Cuenca, pendiente de publicación, que incluye expresamente la posibilidad de que a nivel de empresa se pueda pactar el establecimiento de sistemas objetivos que compensen la realización de las horas de presencia y de aquellas horas de trabajo de difícil cuantificación. Por otra parte, entendemos conveniente insistir una vez más en la existencia de la Sentencia del Tribunal Supremo de 16 de junio de 2016, recaída en el proceso de impugnación del convenio colectivo de Murcia, que confirmó la validez de la cláusula de kilometraje pactada en el mismo, lo que puede constituir un espaldarazo a la inclusión de este tipo de acuerdos en nuestros convenios colectivos. Al igual que ocurrió en la pasada edición de este informe sobre los convenios colectivos del sector del transporte de mercancías por carretera, la actual está muy condicionada por el parón que ha experimentado la negociación de nuestros convenios con motivo, en primer lugar, de la pandemia del Covid-19, y, en segundo, por la situación generalizada de incertidumbre que nos envuelve a todos. Entre otras cuestiones, esto ha producido que el número de convenios sectoriales actualmente en vigor sea inferior al de otros años. Tenemos que volver a insistir en que siguen pendiente de renovación un puñado de convenios muy antiguos, algunos de los cuales pueden considerarse decaídos y otros no, en función del juego de la ultraactividad. Como ya hemos comentado, la reforma laboral que, con toda probabilidad, entrará en juego antes del próximo año, va a eliminar el límite máximo de ultraactividad de un año que, salvo pacto en contrario, rige actualmente, aunque es de suponer que eso no afectará a los convenios que se encuentran actualmente extintos, los cuales no podrán, entendemos, recobrar su vigencia. Ya anticipamos en el informe del año pasado que el 2021 no iba a ser un año de grandes cambios en lo que respecta al contenido de nuestros convenios colectivos. Salvo honrosas excepciones, los nuevos convenios que se actualizan en el presente informe no incluyen demasiadas novedades en cuanto a su regulación normativa, lo que sigue reflejando el estancamiento que caracteriza a nuestra negociación colectiva, al tiempo que perpetúa la existencia de enormes diferencias -tanto de regulación como de contenido económico- entre unos y otros convenios, lo que igualmente constituye otro de sus rasgos característicos. En cuanto a esto último, la renegociación de la gran mayoría de los convenios con salarios más elevados del sector, junto con la paralización de la negociación de algunos de los más ‘económicos,’ hace que la diferencia salarial entre ambos colectivos sea cada vez más acentuada. Una vez más, resulta preciso hacer una referencia al Salario Mínimo Interprofesional. La subida tan importante que ha experimentado en los últimos años todavía no se ha dejado sentir con carácter general, pues, lógicamente, solo se ha tenido que considerar en los convenios que han sido objeto de negociación, pero es lógico pensar que sí tendrá un impacto decisivo en la siguiente renegociación de los convenios colectivos más económicos, algunos de los cuales no superan el límite salarial mínimo legalmente establecido, y otros tantos quedarán por debajo del nuevo umbral que se fije para el año 2022. También de nuevo hemos podido comprobar que la inmensa mayoría de nuestros convenios colectivos no se ocupan de muchas de las cuestiones acerca de las cuales la legislación vigente se remite a la negociación colectiva. Las últimas normas aprobadas, como la del trabajo a distancia o el desarrollo reglamentario de cuestiones relacionadas con la igualdad, contienen también llamamientos a la negociación colectiva. Consideramos que sería del mayor interés que nuestros convenios comenzasen a jugar un papel más protagonista y comenzasen a regular, ajustándolo a las necesidades del sector, ese conjunto de materias que están a su disposición, lo que conllevaría sin duda una importante modernización de su contenido. En cualquier caso, estamos convencidos de que la entrada en vigor de nuevas regulaciones de aplicación directa al sector, como las que se derivan del Paquete de Movilidad, así como, entre otras cuestiones, la imparable entrada en escena de más o menos novedosas formas de entender el transporte y la distribución en nuestras ciudades en las que juega unpapel destacadoel trabajoa travésdeplataformas digitales, se dejará notar en las próximas negociaciones de nuestros convenios colectivos, así como del futuro IIIAcuerdoGeneral de ámbito estatal. Madrid, diciembre de 2021. VIII – CONCLUSIÓN Negociación Colectiva STAFF Edita: Plaza Ciudad de Salta, 10 - 1ºplanta - 28043 Madrid. Tel.: 91 744 03 95 - E-mail: tteprof@bgo.es www.transporteprofesional.es Maquetación: Departamento propio - Impresión: Monterreina S.L.U. Dep. Legal: M-20928-1983 BGO Editores, S.L.

RkJQdWJsaXNoZXIy MjU3NjU=