Lunes, 23 Noviembre 2020

    El Supremo anula parte de la regulación sobre pérdida del requisito de honorabilidad establecido en el nuevo ROTT

    Transportista conduciendo su camión Transportista conduciendo su camión Transporte Profesional

    Entre las novedades más polémicas incluidas en el nuevo Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT), que entró en vigor en febrero de 2019, se encuentra la nueva regulación sobre el requisito de honorabilidad, que conforme a la normativa europea se considera uno de los cuatro requisitos necesarios para ejercer la actividad del transporte por carretera. 

    En desarrollo de tal previsión comunitaria, el nuevo ROTT reguló los supuestos en que se puede perder el requisito de honorabilidad y las consecuencias de dicha pérdida. Así, entre los supuestos de pérdida se encuentra que la empresa transportista haya sido sancionada en vía administrativa por la comisión de una sola de un catálogo de 21 infracciones muy graves, aunque algunas de ellas no sean imputables a la empresa transportista, o bien de aquellas graves o menos graves cuyo Índice de Reiteración Infractora (IRI) alcance un valor igual o superior a tres.

    De hecho, desde su entrada en vigor, son miles las notificaciones de comunicación de pérdida de la honorabilidad que los servicios territoriales de inspección de las comunidades autónomas han venido dirigiendo tanto a las empresas transportistas como a sus gestores. 

    Las consecuencias de la pérdida de la honorabilidad son, además de la inhabilitación del gestor de transporte de la empresa transportista, la suspensión temporal de las autorizaciones de transporte, lo que, en la práctica, supone la paralización de la actividad de la empresa con la consiguiente pérdida de clientes, despido de trabajadores y pérdida económica.

     

    ¿Pérdida de honorabilidad, pérdida de la empresa?

    Sin embargo, dicha regulación no ha estado exenta de sucesivos cuestionamientos desde diferentes ámbitos judiciales y administrativos, incluso antes de su aprobación, como fue el caso del Consejo de Estado, que cuestionó algunos aspectos de la nueva regulación. De hecho, el Ministerio de Transportes, mediante una reforma exprés del nuevo ROTT a finales de 2019, procedió a eliminar uno de los aspectos más controvertidos y lesivos que contenía la nueva regulación sobre pérdida de honorabilidad, en concreto, la relativa a la duración del período temporal de suspensión de las autorizaciones de transporte, que variaba en función del año en que se decretara tal suspensión.

    Así, si la pérdida de honorabilidad se producía en año par, esto es, coincidiendo con el año en que corresponde a las empresas de transporte público de mercancías hacer el visado de las autorizaciones de transporte, la suspensión se convertía en indefinida. Si, por el contrario, se producía en año impar, la suspensión se limitaba a un periodo máximo de un año.

    Ahora ha sido el turno del Tribunal Supremo, quien, admitiendo el recurso presentado en su día por el Comité Nacional de Transporte por Carretera, ha declarado nulo la regulación contenida en el nuevo ROTT sobre el procedimiento establecido para decretar la pérdida del requisito de honorabilidad, al resultar contrario a derecho “por la incorrecta trasposición” del Reglamento europeo que regula dicho requisito.

    La sentencia, que anula un precepto entero del nuevo Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT), señala que el procedimiento establecido se limita a un simple trámite de alegaciones, sin garantía alguna para el administrado, cuando debería haberse regulado un procedimiento administrativo completo. Según el Tribunal Supremo: “la finalidad de la exigencia del procedimiento administrativo completo tras la imposición de la sanción no puede ser sino el deseo que haya un procedimiento cuyo objeto específico sea precisamente la comprobación de si la pérdida de la honorabilidad es o no proporcionada.”

    Por tanto, a partir de este momento, todos los procedimientos sobre pérdida de honorabilidad tramitados por las comunidades autónomas y por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana quedarán sin efecto y sin posibilidad de tramitar nuevos procedimientos.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Raquel Arias

    Desde 1996, intento explicar el mundo del transporte a profesionales, haciendo un poco más fácil lo de informar a expertos y no tan expertos. Es más interesante de lo que parece, pero menos fácil, también. 

    https://www.transporteprofesional.es/raquel-arias

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte