Lunes, 02 Agosto 2021
    Legislación europea - Transporte Profesional

    La Unión Internacional de la Carretera (IRU) informa que en el contexto de los graves daños debidos a los fenómenos meteorológicos en las regiones alemanas de Renania-Palatinado y Renania del Norte-Westfalia, el Ministerio de Transporte alemán (BMVI) ha decidido introducir exenciones de las restricciones relativas a los tiempos de conducción y descanso, sólo para los transportes que están en el contexto de alivio/eliminación de las consecuencias de los daños meteorológicos graves, hasta el 1 de agosto inclusive.

    El Decreto-Ley 57/2021 de Portugal establece que las operaciones de descarga en las tiendas sólo pueden ser realizadas por el conductor con presencia de otra persona. Cuando la operación sea realizada por el conductor, en los supuestos anteriores, el expedidor o destinatario deben facilitar todos los medios necesarios, asegurando todas las condiciones de seguridad. Las operaciones realizadas en el vehículo, necesarias a la carga y la descarga, son responsabilidad del que las realiza, debiendo el expedidor o destinatario proporcionar los medios necesarios y facilitar las instrucciones de seguridad. Se exceptúan las operaciones de estiba y amarre, en las que el conductor que las asista deberá aconsejar e intervenir.

    La Unión  IRU nos han informado que se han publicado restricciones a la circulación adicionales por motivo de la llegada del verano en Austria.

    La Unión Internacional de la Carretera (IRU) informan que Todas las exenciones generales actuales de las restricciones de conducción en domingos y días festivos para el transporte de mercancías concedidas por los Bundesländer (regiones) alemanes debido a la pandemia de COVID-19 están limitadas hasta el 30 de junio y, por tanto, dejarán de aplicarse a partir del 1 de julio de 2021. A partir de esa fecha se volverán a aplicar las restricciones.

    Desde el domingo 28 de marzo, el Gobierno alemán ha empezado a aplicar controles fronterizos exhaustivos a los conductores profesionales, lo que está afectando negativamente a la actividad que realizan los transportistas españoles y del resto de la Unión Europea, a los que se les exige la realización de diferentes medidas sanitarias de control al cruzar sus fronteras.

    La Organización Internacional de Transporte (IRU), de la que forma parte la CETM, ha informado a los ministerios clave del Gobierno alemán sobre el impacto de los controles fronterizos que se mantienen en la República Checa y el Tirol.

    La aprobación definitiva el pasado mes de julio del Paquete legislativo de Movilidad, tras casi cuatro años de tramitación, incluye medidas legislativas importantes para el futuro desarrollo de la actividad del transporte por carretera en la Unión Europea, que permitirá desarrollar la actividad del transporte en mejores condiciones de competencia leal entre las empresas de los diferentes Estados miembros, eliminando el dumping social o la deslocalización de empresas a países con menores costes laborales o fiscales.

    La comisaria europea de Transportes, la rumana Adina Valean, desde su toma de posesión a finales de 2019, ha venido posicionándose en contra de muchas de las medidas más relevantes contenidas en el Paquete de Movilidad, teniendo como aliados a los países de Europa del Este que, durante la tramitación del proyecto legislativo, llevaron a cabo una actuación beligerante contra su aprobación definitiva, y que ahora pretenden tumbar en el Tribunal de Justica europeo.

    La exigencia de una prueba PCR a los transportistas que crucen por la frontera austriaca desde Italia y Alemania desde La República Checa y la propia Austria se mantendrá, al menos, hasta el 5 de marzo, y deberá ir redactada en alemán o inglés, aunque ahora también se admite en italiano.

    A partir del 1 de marzo de 2021 será obligatorio para los vehículos de más de 12 toneladas de MMA cumplir con la “Direct Vision Standard” (DVS) para poder acceder y operar en la zona de Gran Londres.

    La Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) se une a la Organización Internacional del Transporte (IRU), de la que forma parte, para reclamar la eliminación de las limitaciones que algunos países europeos están imponiendo a los  profesionales del transporte de mercancías.

    La propuesta de la Comisión Europea para un nuevo Reglamento Ómnibus ha sido aprobada en primera lectura en el pleno del Parlamento Europeo, tras lo cual deberá ser aprobada de manera formal por el Consejo, y entrará en vigor una vez sea publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE).

    Aunque el acuerdo suscrito entre la Unión europea y el Reino Unido ha permitido dar continuidad a los flujos comerciales entre los diferentes países de la Unión Europea y el país británico, el establecimiento de los nuevos controles fronterizos y aduaneros está afectando de forma negativa a la prestación de los servicios de transporte por carretera, tanto de exportación como de importación de mercancías.

    Si bien el acuerdo suscrito entre la Unión europea y el Reino Unido a finales del pasado mes de Diciembre ha permitido dar continuidad a los flujos comerciales entre los diferentes países de la Unión Europea y el país británico tras la finalización del período transitorio el pasado 31 de diciembre, aunque el establecimiento de los nuevos controles fronterizos y aduaneros está afectando de forma negativa a la prestación de los servicios de transporte por carretera, al ralentizarse la actividad de los camiones que realizan dichos servicios.

    Durante la reunión de la comisión de Transporte y Turismo (C-TRAN) del Parlamento Europeo celebrada entre el 25 y el 26 de enero, los miembros se reunieron con Maja Bakran Marcich, directora general adjunta de Movilidad y Transportes, y debatieron la reciente propuesta de la Comisión Europea sobre las medidas temporales relativas a la validez de los certificados y licencias (Ómnibus 2), en respuesta a las circunstancias extraordinarias derivadas de la actual crisis de la COVID-19.

    Siguiendo la política de “cierre de fronteras” llevada a cabo por otros países europeos (como es el caso de Alemania, Bélgica y Portugal), el Gobierno francés ha aprobado un Decreto de restricciones por el que desde el domingo 31 de enero cualquier viajero, independientemente de su modo de transporte (aéreo, marítimo o terrestre), que desee llegar a Francia desde un país del área europea (Unión Europea, Andorra, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino, Santa Sede y Suiza) está obligado a presentar el resultado de una prueba PCR realizada 72 horas antes de la salida.

    La grave situación de emergencia sanitaria en que se encuentra Portugal por la pandemia ha obligado al presidente de la República a aprobar un nuevo Decreto de estado de emergencia, adoptando un conjunto de medidas durante, al menos, las próximas dos semanas. El objetivo es evitar la propagación del virus, por lo que se establece un confinamiento y la suspensión de actividades económicas y docentes no esenciales o el cierre de fronteras terrestres, aéreas y marítimas con determinadas excepciones.

    La grave situación sanitaria que atraviesa Europa en la tercera ola de la pandemia de la covid-19, con un alarmante avance del número de contagios, está obligando a varios Estados miembros a adoptar medidas restrictivas de la movilidad entre los países con el fin de contener el avance de la pandemia, lo que afectará de forma negativa a la actividad que realizan los transportistas españoles que se dedican al transporte internacional, a los que se les exigirá realizar diferentes medidas sanitarias de control.

    Página 1 de 9

    Separatas y Monográficos del Transporte