Jueves, 28 Octubre 2021

    Innovación en logística de almacén y cómo mejorar la productividad

    Almacén logístico Almacén logístico Transporte Profesional

    El transporte de carga en un almacén es un aspecto clave para el buen funcionamiento del mismo y su capacidad productiva. Herramientas como las carretillas retráctiles se convierten en un elemento fundamental para esta función y se presentan como un ejemplo de innovación y mejora en el sector logístico. Las posibilidades son muchas y se adaptan a las diferentes necesidades que surgen en los distintos escenarios de producción. 

    La búsqueda de la mejor herramienta en función del objetivo se rige por varios criterios, como la capacidad de carga y el nivel de elevación. Los modelos de carretillas más sencillos pueden transportar hasta 1.200 kilos que, en la mayoría de almacenes, es una cifra insuperable. De esta manera, el modelo BT Reflex 1.2 Básico es la mejor elección. Además, alcanza una elevación de siete metros de altura. Es un tipo de carretilla ideal para espacios estrechos, ya que permite realizar giros completos. La innovación del sector logístico ha desembocado en un compartimiento cómodo y ajustable para el conductor, con el objetivo de que éste se encuentre cómodo en todo momento y cuente con una visión óptima para visualizar todos los puntos. 

    El siguiente nivel de carretilla retráctil aumenta su capacidad de carga a los 1.600 kilos y la elevación llega a los 11 metros. Es ideal para realizar tareas repetitivas en altura, una función cada vez más común en los almacenes. Además, cuenta con un sistema de inclinación de la cabina que sigue la línea de conseguir la mayor estabilidad para el trabajador. Otra de las pautas de mejora de este producto se enmarca en su capacidad de adaptación a espacios interiores y exteriores. 

    Innovación en todos los sentidos

    La línea innovadora de las carretillas retráctiles se presenta en una pantalla interactiva desde la que es posible controlar el manejo de la máquina. El conductor accede a través de ella a diferentes funciones, como el control de velocidad y la altura alcanzada, lo que facilita mucho su trabajo. Es una máquina inteligente que avisa sobre cualquier incidencia, con especial atención al riesgo de sobrecarga. Además, el operario puede controlar la dirección de la máquina mediante un mando en formato mini-joyistick. El sistema incluye, además, baterías de litio de bajo consumo que garantizan la máxima duración y que responden a criterios de sostenibilidad. 

    Niveles máximos

    El aumento de la capacidad de carga ha sido una de las preocupaciones del sector logístico y las máquinas más modernas alcanzan los 2.500 kilos, una cifra extraordinaria para una herramienta de estas dimensiones. Es el modelo 2.5t de Alto Rendimiento, que presenta la mejor funcionalidad para conseguir un rendimiento óptimo con el máximo peso. Los cargadores laterales aumentan las posibilidades de trabajo en una carretilla que, además, tiene la capacidad de soportar materiales largos.

    Este tipo de máquinas se utilizan en zonas con amplios espacios, ya que así se mejora el rendimiento. El trabajo que requiere de mucha carga en zonas más reducidas se cumple mejor con un modelo de menos capacidad pero que se mueva con facilidad en pocos metros. 

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Raquel Arias

    Desde 1996, intento explicar el mundo del transporte a profesionales, haciendo un poco más fácil lo de informar a expertos y no tan expertos. Es más interesante de lo que parece, pero menos fácil, también. 

    https://www.transporteprofesional.es/raquel-arias

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte