Viernes, 18 Junio 2021

    Entrevista a José Antonio Ferreira, presidente de ANGELOC

    José Antonio Ferreira José Antonio Ferreira Opinión

    La Asociación Nacional de Empresas de Gestión y Localización de Recursos Móviles (ANGELOC) se creó con el objetivo, entre otros, de contar con un marco regulatorio que permita el desarrollo correcto del sector de las empresas fabricantes y desarrolladoras de software en este ámbito. Su presidente, José Antonio Ferreira, nos da las claves del funcionamiento de esta organización y de la conveniencia de apostar por estos sistemas para mejorar la productividad  empresarial.

    ANGELOC apenas cuenta con dos años de vida. ¿Cuáles fueron los motivos de crear esta asociación en su momento?

    El motivo principal fue la necesidad de proteger el sector, fomentar la buena praxis y crear un marco regulatorio para evitar el intrusismo y marcar las diferencias entre empresas que venden dispositivos GPS de localización y los sistemas de gestión de flotas, que van mucho más allá. No es comparable un sistema que te localiza tu vehículo y poco más, algo que no aporta ya demasiado valor, con las sofisticadas soluciones de alta calidad que desarrollamos las empresas asociadas a ANGELOC. No criticamos ni despreciamos lo otro, de hecho los socios de ANGELOC también ofrecemos esos sistemas más sencillos, pero es necesario que el cliente tenga claras las diferencias.

    ¿Qué se ha hecho en este tiempo desde ANGELOC? ¿Cuáles son sus principales líneas de actuación y qué aporta a sus socios?

    Los socios de ANGELOC han tratado de formar una piña. Somos competencia unos de otros, pero nos ayudamos compartiendo información, negociando con proveedores o partners en bloque, asistiendo a eventos en conjunto, lo que nos ayuda a abaratar costes...

    ¿En un momento de crisis como el actual, la demanda de este tipo de soluciones tecnológicas se ha resentido mucho?

    Sí se ha resentido; no es que la demanda haya bajado, pero es cierto que las decisiones se ralentizan en el tiempo. Las grandes y medianas empresas saben que necesitan un sistema de gestión de flotas para seguir estando en el mercado, porque eso les ayuda a ser más rentables, a ahorrar costes, a optimizar el trabajo de sus flotas... Y esta crisis no ha hecho más que potenciar esa realidad. Si hasta ahora lo tenían claro, ahora mucho más; pero el problema es que a veces la situación económica, la falta de liquidez o la casi inexistente financiación alargan la toma de decisiones y la instalación de los sistemas.

    ¿Qué valor añadido ofrecen los sistemas de gestión de flotas desde el punto de vista de la productividad empresarial? ¿Son realmente rentables este tipo de equipos y rápidamente amortizables?

    Los sistemas de gestión de flotas hacen posible optimizar al máximo los recursos de la empresa, permiten una mejor organización del trabajo, la optimización de las rutas, el ahorro de consumos de combustible, el ahorro de comunicaciones, conocer el perfil de conducción de cada chófer, acceder a los datos del CAN Bus... En definitiva, permiten disponer de información para poder gestionar y, en consecuencia, hacer más rentable una empresa desde el minuto cero.

    Y sí, son rápidamente amortizables; en una empresa media en menos de un año la inversión está recuperada gracias al ahorro obtenido.

    En este sentido, ¿a partir de qué tamaño de flota es recomendable montar estos sistemas en los camiones y para qué tráficos son más viables?

    Es rentable desde los tres o cuatro vehículos. La diferencia está en las necesidades concretas y en la actividad. Una empresa de cinco vehículos necesitará una solución sencilla con menos parámetros y una empresa con cientos de vehículos en su flota necesitará una solución más compleja y probablemente con más especificaciones desarrolladas a medida, pero siempre es rentable; cada una en sus dimensiones.

    Mucho se habla igualmente de estos equipos como una "ayuda" muy válida a la hora de minimizar las consecuencias de los cada vez más frecuentes robos de vehículos, combustible, etc. ¿Hasta qué punto son eficaces y cómo actúan?

    No todos los sistemas que hay en el mercado son eficaces para esos supuestos, pero sí, los más desarrollados cuentan con funcionalidades que permiten reducir al máximo las posibilidades de robos, por ejemplo, con alarmas que avisen en tiempo real de una salida de ruta programada, el encendido del vehículo fuera de horario laboral, la apertura de puertas en lugares no autorizados, la manipulación de la boca de combustible, etc. También se pueden ofrecer alarmas como el botón de pánico o la de hombre muerto, para proteger al chófer en caso de que el también sea atacado.Todas estas alarmas pueden avisar en tiempo real de lo que está sucediendo en el vehículo, de tal modo que se pueden activar inmediatamente contramedidas: bloqueo en remoto del vehículo, activación del claxon y luces intermitentes, apertura de audio y/o video en la cabina... y si está conectada a una CRA, puesta en marcha de los protocolos de emergencia y seguridad (aviso a la policía, al 112, etc.).

    De un tiempo a esta parte los fabricantes de vehículos industriales son más dados a integrar sus propios sistemas de gestión de fábrica. ¿Están haciendo "daño" estos equipos embarcados a su sector o existe compatibilidad entre ambas posibilidades?

    Los sistemas que ofrecen los fabricantes de vehículos no suelen alcanzar el nivel de desarrollo de las soluciones que podemos ofrecer empresas que nos dedicamos a esto desde hace mucho años, pero sí ofrecen soluciones básicas que cubren las necesidades mínimas.

    El problema que pueden plantear estas soluciones es que es complicado que una empresa tenga todos los vehículos de su flota del mismo fabricante, y más difícil todavía que sean todos del mismo modelo, año, etc. y normalmente las soluciones de los fabricantes no son interoperables entre marcas diferentes, y tampoco entre modelos o generaciones diferentes de la misma marca, con lo que la integración de la gestión de flotas se complica mucho.

    ¿Hacia dónde se encamina esta industria? ¿Cuáles son los siguientes pasos a dar y qué queda por hacer?

    El sector se encamina cada vez más a la especialización, a la generación de valor basada en el uso de las tecnologías más avanzadas y hacia la certificación de los datos obtenidos.

    Se hace también mucho hincapié en la integración precisa con los sistemas de información de cada empresa y la inclusión de multimedia en los sistemas.

    Y a más largo plazo se trabaja ya en la utilización del nuevo sistema europeo de localización, el Galileo.

    A las empresas desarrolladoras de sistemas de gestión de flotas nos quedan muchas cosas por hacer, entre ellas adaptarnos más y mejor a la demanda de aplicaciones móviles y hacer muy sencillas e intuitivas las soluciones complejas en su estructura.

    Además, la penetración todavía es baja en España, así que también nos queda vender, vender y vender; o visto de otro modo, acompañar al cliente en el proceso de mejora de su empresa, ofreciéndole herramientas para ser más rentable y más competitivo, manteniendo una relación de partners más que de cliente/proveedor.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Redacción

    Equipo de redacción de TransporteProfesional.es

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte