Sábado, 25 Enero 2020

    El balance de Antonio Amarillo

    Por Transporte Profesional 20 Diciembre 2019 0
    Antonio Amarillo Antonio Amarillo Transporte Profesional

    El mes pasado fue, para Cisternas Amarillo, un buen mes en lo que a actividad se refiere. Sin embargo, al dedicarse al sector alimentario, lo que ha cambiado es la forma de contratar: antes, las campañas eran mucho más regulares, mientras que ahora, como las grandes empresas de distribución (Mercadona, Día), quieren los productos fabricados lo antes posible (por el tema de la caducidad), la regularidad ha cambiado mucho.

    Así lo explica Antonio Amarillo, director general de Cisternas Amarillo: “en nuestro sector, vivimos demasiado en función del tiempo. La actividad es muy irregular: vamos de semanas muy fuertes a otras más ligeras (entre un 30 y un 40% de menos actividad), con lo cual, eso provoca unos desajustes muy fuertes. Notamos que faltan camiones en determinadas semanas, pero los precios no suben. Otro tema es el de los conductores: cada vez nos cuesta más encontrar conductores que salgan fuera (por fuera quiero decir de Madrid para arriba)”.


    En la empresa, el mes de septiembre suele ser bueno, pero desde hace unos tres o cuatro años, la inestabilidad es la norma: “ya no hay ciclos, como antes. Este año, octubre ha sido mejor que septiembre, cuando, normalmente, era un mes que iba a la baja. Quizá es porque ha hecho más calor, pero hemos notado que se ha roto la estacionalidad, y ahora todo puede depender del clima, del ambiente político o del miedo de la gente a consumir”.


    Eso hace que sea tremendamente difícil hacer previsiones: “hablamos con los clientes y nos dicen que no saben lo que van a hacer los próximos meses, ni saben lo que va a pasar el mes que viene. Es complicado”.


    En este panorama, el gasóleo ha bajado algo su precio, por lo que les ha dado un pequeño respiro. Sin embargo, no es una buena noticia, porque, como explica Antonioen septiembre, empezamos a hablar con los clientes para subir precios, cuando tenemos cláusulas y, mientras lo deciden y se reúnen, de pronto, el gasóleo baja y aplican el precio en función de ese momento. En ese sentido, el tema también está irregular”.


    Para el próximo año, la empresa no sabe muy bien cómo irán las cosas: “si ya es difícil hacer previsiones para dentro de un mes, mucho peor para dentro de un año. Las teóricas son seguir creciendo; un crecimiento moderado, pero con muchísima incertidumbre. Con lo cual, no nos aventuramos a crecer por crecer, pero como la demanda está así, y es tan irregular, todos estamos teniendo miedo de incluso comprometernos a hacer pedidos de camiones para que nos los entreguen en enero o febrero. Vamos como nuestros cargadores: a ver qué contrato cierro, pero para el mes que viene. Por eso miramos qué fabricante tiene camiones o cisternas que pueda hacer una entrega inmediata. No nos atrevemos a hacer previsiones, pero casi ni a tres meses”.

    Revista Transporte Profesional

    Número 403 - noviembre 2019
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 403 - noviembre 2019

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte