Miércoles, 21 Abril 2021

    El Supremo avala la acción directa en el transporte

    Transportistas cargando una mercancía Transportistas cargando una mercancía Transporte Profesional

    Durante la última reforma de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres aprobada en 2013, se introdujo un instrumento jurídico denominado “acción directa”, que reconoce el derecho del transportista que realiza un servicio de transporte a reclamar el precio del porte impagado contra el cargador principal, que se constituye así en garante solidario frente al transportista efectivo del pago de la deuda, aunque éste ya hubiera pagado al intermediario por dicho servicio.

    Esta medida fue siempre una reivindicación histórica de las asociaciones de transportistas, con el fin de equiparar la legislación sectorial a la de otros países de nuestro entorno, que cuentan con regulaciones similares que pretenden favorecer la transparencia y el control en la subcontratación en el sector del transporte por carretera, haciendo garante del pago del porte tanto al cargador principal como a todos los que hayan intervenido de manera sucesiva en la cadena de subcontratación.

    Esto no sólo tiene un efecto directo de justicia material para el transportista que ha soportado todos los gastos del transporte y que, de este modo, tendrá una garantía más del cobro de sus servicios, sino que además influye en la limitación de la subcontratación, habida cuenta de que el cargador principal y los intermediarios se cuidarán de limitar la cadena de subcontratación, evitando las subcontrataciones que sean improductivas desde el punto de vista económico.  

     

    Con esta sentencia, se sienta jurisprudencia para posteriores juicios

     

    Sin embargo, dicha medida legal tan positiva no ha estado exenta en estos años de vigencia del intento de una parte de las empresas cargadoras de “desactivarla” judicialmente, mediante diferentes impugnaciones ante los juzgados de lo Mercantil para tratar de limitar sus efectos. Pese a ello, el Tribunal Supremo ha fallado ya en varias ocasiones en favor de la acción directa, creando en consecuencia jurisprudencia con relación a su validez y plena eficacia.

    En una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha avalado el ejercicio de la acción directa por parte del transportista contra el cargador principal, aunque el intermediario que le contrató haya sido declarado judicialmente en concurso de acreedores. Así, el fallo, derivado de un recurso de casación interpuesto por una empresa cargadora, señala que “en la acción directa del transportista efectivo, éste exige y cobra su crédito del cargador principal porque resulta directamente obligado a ello (no por el contrato, sino por la ley), incluso aunque éste haya extinguido su deuda con el intermediario…ya que la acción directa del porteador efectivo no implica retención alguna de ningún elemento del patrimonio del eslabón intermedio, por apoyarse en la mera existencia del crédito del porteador efectivo frente al cargador principal”, para concluir señalando que “aunque el intermediario haya sido declarado en concurso, procede el ejercicio de la acción directa. Precisamente porque el intermediario es insolvente y ha sido declarado en concurso, cobra más sentido el ejercicio de la acción directa frente al cargador principal”.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Raquel Arias

    Desde 1996, intento explicar el mundo del transporte a profesionales, haciendo un poco más fácil lo de informar a expertos y no tan expertos. Es más interesante de lo que parece, pero menos fácil, también. 

    https://www.transporteprofesional.es/raquel-arias

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte