Miércoles, 01 Diciembre 2021

    Fegatramer critica la modificación del ROTT por no defender los intereses de los transportistas

    Camión de transporte de mercancías Camión de transporte de mercancías Transporte Profesional

    La Federación Gallega de Transportes de Mercancías, Fegatramer, señala que "mientras, por un lado, se habla del transporte público de mercancías por carretera como un sector esencial, que hace posible el funcionamiento de las empresas, hospitales, estaciones de servicio y, en general, el normal desarrollo de la actividad y vida de nuestra sociedad, por otro, se le ataca desde muchos frentes".

    "Por un lado, la Unión Europea, con su afán recaudatorio y la obsesión de que el transporte por carretera es la causa de todos los males de la unión, accidentes, daños en las infraestructuras, contaminación, etc., sus normas siempre son contrarias o restrictivas para el sector. Así, ahora se plantea la desaparición de los camiones actuales y sus carburantes, sin dar opción alguna a la inversión e investigación en las posibilidades que pueden haber dentro de unos futuros motores Euro 7 u 8, frente por ejemplo a vehículos eléctricos, por sus limitaciones y el coste de la electricidad. O las incertidumbres que hay con relación al hidrógeno u otras alternativas, la imposición de tasas por el uso de las carreteras, cuando una empresa de transportes, ya hace frente al pago de multitud de impuestos (sobre todo en los combustibles) para la construcción y mantenimiento de las infraestructuras, se habla de daños en las vías pero de forma incongruente, se autorizan y promocionan los megatrailers y los duotrailers, pero a quien benefician estos supercamiones, desde luego a los transportistas, a las carreteras y al medio ambiente, no" señalan los representantes de Fegatramer.

    Según esta asociación, "el Ministerio de Transición Ecológica, al que las palabras transporte de mercancías por carretera y camión les son sinónimo de “cosa mala”, cuando gran parte de los fondos de su ministerio y del resto vienen de la gran cantidad de impuestos que soportan los transportistas y de otras actividades, para las cuales el transporte de mercancías por carretera es fundamental, poco se habla, de lo que contaminan los aviones, (aviones de carga y los superaviones), el azufre de los barcos, (grandes portacontenedores de hasta 22.000 TEUS), que el tren necesita electricidad y que los montes de Galicia están llenos de generadores, (mientras empresas como Gamesa nos abandonan), que se quiere cerrar la Central de As Pontes y Ence y no sabemos cómo vamos a sustituir dos empresas cuyo impacto económico y social afecta a toda Galicia y, por lo tanto, al resto de España".

    "La Comisión de la Competencia, el MITMA y los cargadores están empeñados en la total desregularización y desprotección del transporte, tratando de hacer desparecer o reducir al mínimo los requerimientos en materia de formación, estructura empresarial y antigüedad de los vehículos"  señala Fegatramer

    Para Fegatramer, "se dice que los camiones contaminan, pero se suprime la norma que obligaba a introducir en el mercado camiones nuevos, de forma que ahora no habrá límite de antigüedad. Es decir, más camiones, pero mucho más contaminantes, menos seguros, etc. Se habla mucho de la formación profesional, pero en el transporte se quieren limitar al máximo las exigencias en esta parcela: parece que cuanto menos sepan los transportistas, (empresarios), y los conductores, mejor, quizá, porque así será más fácil su control".

    Las "denostadas" asociaciones de transportistas

    En su opinión, "cuanto más pequeñas, desunidas, débiles y dependientes sean las empresas de transporte, más facilidades tendrán los cargadores, pero también las propias administraciones. De ahí que interese que el asociacionismo no esté de moda, ni se promocione, y se extienda cada vez más aquello de que las asociaciones no sirven para nada, pero quienes son los beneficiados de ello. La realidad es que si funcionan, los cargadores tienen más quien les discuta sus propuestas y actuaciones. Por su parte, las administraciones las necesitan como interlocutores, pero que no tengan demasiada fuerza para discutir sus decisiones y normas. Es verdad que, como toda organización, las asociaciones de transportistas tienen sus fallos, pero no dejan de ser un reflejo del sector, y funcionarán según los transportistas, sus asociados, quieran que funcionen. Lo que está claro es que a los que están al otro lado de la mesa, (cargadores, operadores…), les interesa que no tengan fuerza ni capacidad de acción" aseguran en la federación gallega.

    "Y así, llegamos a situaciones como la de la carga y descarga de mercancías en el transporte público por carretera. Mientras en Portugal se regula y limita la carga y descarga de camiones por parte de los conductores profesionales, en España, cargadores y Gobierno, impiden que se haga, por lo que gran parte de los conductores en nuestro país seguirán siendo mozos de carga, en muchos casos maltratados y despreciados por el personal de las empresas cargadoras, y aun por encima, en la mayoría de los casos, deben hacerlo gratis, bajo la conocida advertencia de no volver a cargar" explican los representantes de los transportistas gallegos.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Raquel Arias

    Desde 1996, intento explicar el mundo del transporte a profesionales, haciendo un poco más fácil lo de informar a expertos y no tan expertos. Es más interesante de lo que parece, pero menos fácil, también. 

    https://www.transporteprofesional.es/raquel-arias

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte