Jueves, 28 Octubre 2021
    EL TACOGRAFO  -  Equilibrio intermodal Transporte Profesional

    El reflejo de la crisis económica en la caída del consumo y de la actividad industrial, con el consecuente desequilibrio entre la oferta y la demanda en el sector del transporte de mercancías por carretera, ha repercutido en una merma aún mayor de la capacidad de negociación entre los transportistas y sus clientes, que asumen cada vez más costes y no cobran sus servicios.

    “Mientras Renfe recibe ayudas y subvenciones y pretende expandirse en el extranjero, al sector se le
    amenaza con subidas fiscales”

    El incremento de la morosidad empresarial y el alargamiento de los plazos de pago a 130 días y más son maniobras cada día más empleadas por las multinacionales, que ante la dificultad de acceder al crédito, se apoyan en las pequeñas y medianas empresas de transporte, ahogadas por la falta de financiación. A esta falta de liquidez proveniente del sector privado se le une la política presupuestaria del Gobierno para 2010, que potencia unos modos de transporte frente a otros. En efecto, más de la mitad de la partida del Ministerio de Fomento, el 54%, se destina al ferrocarril bajo la bandera de la sostenibilidad.

    Con el argumento de impulsar la intermodalidad y el transporte de mercancías por ferrocarril, las cuentas públicas potencian el tren, mientras que la carretera percibirá un poco más de un cuarto de la partida presupuestaria (el 27%).
    Pero las cifras no sólo rechinan a nuestro sector. La Comisión Europea acaba de admitir la denuncia tramitada por las empresas de transporte regular de viajeros por carretera (desbancadas por Renfe en el corredor de alta velocidad Madrid-Barcelona) por las ayudas injustificadas de 400 millones de euros incluidas en el Contrato Programa 2006- 2010 entre la operadora y el Estado. Por este mismo motivo, la patronal de aerolíneas y Asintra amenazaron con recurrir las tarifas del tren también ante las autoridades de competencia.Y además, nos encontramos con que Renfe ha lanzado una ofensiva internacional para participar en concursos de liberalización de los servicios ferroviarios en países como Gran Bretaña, Francia, Alemania, Brasil y Arabia Saudí.
    Pero, ¿cómo una empresa subvencionada y deficitaria como Renfe puede expandirse y seguir creciendo en el extranjero? A base de ayudas estatales que subvencionan el modo más ineficiente y que más cuota de mercado pierde año tras año ¿Y cómo el Gobierno se permite amenazar al transporte de mercancías por carretera con nuevos aumentos fiscales como la ecotasa? Y es que el sector sólo podrá mantenerse con una política de transportes equilibrada y justa con todos los modos.

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte