Miércoles, 15 Agosto 2018
Login Registro

Iniciar sesión

Usuario *
Contraseña *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos con asterisco(*) son obligatorios.
Nombre *
Usuario *
Contraseña *
Confirmar contraseña *
Email *
Confirmar email *
Captcha *
Reload Captcha

    Carlos Asteasu, Ingeniero Industrial: "El camión eléctrico, ¿es viable?"

    Carlos Asteasu Carlos Asteasu Opinión

    Carlos Asteasu es Doctor Ingeniero Industrial por la Universidad del País Vasco, ha trabajado en los últimos años en la investigación de baterías para el mundo de la movilidad. En esta entrevista el Doctor Carlos Asteasu nos presenta una foto fija del mundo de la batería aplicado al transporte actual.

    Recientemente Elon Musk, de Tesla, ha anunciado la próxima fabricación de un camión eléctrico, con dos versiones, de 483 y 805 km de autonomía a plena carga. Podrá recargar en 30 minutos hasta el 80% de la batería en un Tesla Megacharger (en un enchufe normal, más tiempo).
    Sin carga acelera de 0 a 97 km/h en 5 segundos y con una carga de 36.287 kg lo hace en 20 segundos.
    Bajo la cabina, y extendiéndose a casi toda la longitud del camión está la batería. Tesla tan solo ha hecho pública su autonomía. El camión tiene cuatro motores como los del Tesla Model 3, dos para cada eje, para un total de 1.032 caballos -770 kW-.
    La empresa ha desvelado justo una semana después de la presentación del Tesla Semi que la versión básica del camión, la cual cuenta con 483 kilómetros de autonomía, tendrá un precio de 150.000 dólares (122.500 €), mientras que el modelo con 805 kilómetros de autonomía costará 180.000 dólares (147.000 €).
    Este vehículo, no solo es totalmente eléctrico, sino que también posee el sistema Autopilot, detección de salida del carril –LDWS-, y sistema anticolisión –AEB-. Tiene un diseño muy futurista.

    Camión eléctrico

    ¿Qué opinión le merece este camión?


    Básicamente estoy a favor del vehículo eléctrico, sea berlina o camión, pero no soy profesional del transporte por lo que mi visión es más técnica que práctica.
    En primer lugar me llama la atención el precio tan elevado. Cuando anunciaron el automóvil Tesla, hubo tortas por reservar uno, a pesar de su precio y de que había que pagar por la reserva. Aquí veo una componente de "capricho" por ser uno de los primeros en conseguirlo. Esto no pasa con el profesional del transporte, para el que prima llevar el máximo de carga al mínimo coste. En Estados Unidos el petróleo es muy barato y tampoco son los más ecologistas del mundo, por lo que no parecen ser estas las causas principales.
    Hay que amortizar el sobrecoste del camión eléctrico y el único modo es con un combustible mucho más barato. Con el vehículo eléctrico se pierde calidad de vida.

    Camiones eléctricos

    ¿Qué quiere decir?


    El principal hándicap es la autonomía, 805 km con una carga y 30 minutos de repostaje. Aparte de que no hay tantos puntos de recarga como gasolineras. Otros inconvenientes son: el peso de las baterías -a añadir a la tara-, el precio de las baterías, el muy contaminante material de las baterías, su menor autonomía y el mayor tiempo de repostaje.
    Entre sus ventajas cabe destacar: su valor ecológico, su capacidad de tracción total -por llevar un motor eléctrico en cada rueda-, la robustez y simplicidad mecánica -no necesita caja de cambios, ni transmisión, ni escape-. Los motores eléctricos hacen también las funciones de ralentizador y poseen un mayor rendimiento en relación con los propulsores de combustión interna.

    ¿Qué baterías son las más adecuadas y cuánto ocupan?


    Se está investigando mucho en este campo, incluso en España, y por ahora las de ion-litio ganan por goleada.
    En mi opinión, lo más importante es la duración de las baterías, y las de litio llegan a los 7.000 ciclos -carga-descarga-; las de plomo-ácido solo llegan a 1.000.
    Las de litio funcionan a baja temperatura y tienen una eficiencia más alta. Su potencia específica (W/kg) es de las más altas y su coste, aun siendo mayor que las de plomo-ácido, es menor que las de niquel-metal-hidruro.
    Su densidad energética (Wh/kg) también es de las más altas, 220 Wh/kg.
    Si pensamos en un camión de 115 kW -156 CV- de potencia, 500 km de autonomía a 80 km/h, con los datos de la tabla, necesitaríamos un pack de baterías de unos 3.000 kg. Esto es una barbaridad para una unidad de 6/7.5 Tm de MMA –masa máxima autorizada. Por otra parte, hay que recordar que los 4 motores eléctricos pesan menos que el motor diésel y también hay que restar la tara de la transmisión y la caja de cambios.
    Para el vehículo mencionado, las baterías ocuparían un volumen de 1.597 litros, sin tener en cuenta las separaciones para evacuar el calor generado en las baterías.

    ¿Y el tiempo de repostaje?


    Según Tesla la recarga rápida durará 30 minutos, respecto a los 15 minutos que dura el repostaje de un vehículo de gasóleo. Con esta recarga se alcanza el 80%. Es una recarga rápida en la que las baterías sufren, redundando en una disminución de su vida. Es mejor la recarga lenta -por ejemplo por la noche-. En trayectos largos estos repostajes cada 500 /800 km dan lugar a retrasos.

    Camiones eléctricos


    ¿Cuál es el precio de las baterías y el ahorro en combustible?


    Actualmente el coste de las baterías de ion-litio desciende ligeramente y lo hará más en cuanto se mejoren los métodos de producción y aumente la demanda. En el caso de nuestro camión de 115 kW -156 CV- y 500 km de autonomía, podría ser de entre 10.000 y 15.000 €. En vehículos eléctricos es normal que las baterías estén alquiladas más que en propiedad debido a su coste.
    Tesla no ha desvelado aún el coste de su batería, pero los expertos estiman que puede rondar los 80.000 dólares.
    En cuanto al gasto en combustible, podría ser un 20% más barato que el gasóleo, dependiendo del valor del litro de gasóleo y precio del kWh eléctrico. En función del número de kilómetros efectuados al año puede calcularse la amortización.
    Es bastante probable que surjan directivas que penalicen el gasóleo, mientras que al mismo tiempo se bonifique el vehículo eléctrico. Es algo a tener en cuenta puesto que puede inclinar la balanza a favor del vehículo eléctrico.
    Hay que mentalizarse y ser conscientes de que con el vehículo eléctrico se pierde algo de calidad de vida respecto al de combustión interna, pero el planeta no es propiedad nuestra, sino que está alquilado y es responsabilidad nuestra dejarlo en buen estado. Con el vehículo eléctrico gana el Medio Ambiente, aunque a corto plazo el Medio Ambiente no nos llene la cazuela.

    Revista Transporte Profesional

    Número 384 - Marzo 2018
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 384 - Marzo 2018

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95