Lunes, 21 Octubre 2019

    Federico Martín: "en CETM Cisternas estamos más unidos que nunca"

    Federico Martín, presidente CETM Cisternas Federico Martín, presidente CETM Cisternas Transporte profesional

    Federico Martín era muy joven cuando nació la asociación CETM Cisternas (llamada, por aquel entonces, AETC), pero recuerda bien el espíritu solidario de aquella época, liderado por el amor a esta profesión y un sentimiento de unión muy fuerte de una serie de transportistas que, no sólo constituyeron una asociación que defendiera los intereses generales del sector del transporte en cisternas, sino que crearon unos cimientos sólidos que han dado como resultado una organización que ha sido clave en el desarrollo del sector en los últimos 40 años, además de una referencia para la Administración, la sociedad y nuestros clientes y proveedores.

    Revista Transporte Profesional n 400 transporteTV

    Los pioneros del mundo asociativo fueron casi héroes que debieron superar numerosas barreras hasta conseguir que el sentimiento asociativo calara en el sector. A los escasos recursos económicos del momento se le unieron otros problemas, como la competencia y desconfianza entre las distintas empresas, el escepticismo ante los menos conocidos, las distancias y la falta de comunicación o las diferencias generacionales. Gracias a la voluntad y al deseo de participación colectiva de estos pioneros ha sido posible que hoy existan este tipo de organizaciones.


    Federico Martín explica que hace años existía mucha más burocracia y el transporte estaba mucho más controlado, pero era más rentable de lo que lo es ahora. En mi opinión, el sector del transporte se encuentra bastante intervenido desde el punto de vista normativo, lo que dificulta la actividad en exceso, aumenta los costes de explotación de las empresas y nos resta flexibilidad, algo que siempre ha sido uno de nuestros grandes valores.

    Fortalezas

    ¿Y cuáles son sus puntos fuertes? La gente está mejor preparada ahora y es más abierta a evolucionar, lo que permite aguantar mejor que si la estructura empresarial es muy rígida. En este sentido, hay que destacar que el sector de transporte en general tiene una gran capacidad para adaptarse a los cambios que se producen, crisis incluidas.


    Pero el transporte sigue teniendo problemas endémicos. Para Martín, sigue careciendo de la solidez estructural y de las normas necesarias para defenderse con dignidad en un mercado que es hostil con nuestra actividad. Esto se refleja en nuestra dificultad histórica para defender unas condiciones de trabajo más dignas, aplicar tarifas y plazos de pago que ofrezcan rentabilidad y en el aprovechamiento que de todo ello hace la mayor parte de nuestros cargadores. Para hacer frente a todo esto, siempre nos las hemos apañado para mantener unos elevados estándares de calidad y seguridad, que son las señas de identidad del transporte de mercancías por carretera.

    Escasa rentabilidad

    La facturación de las empresas de transporte en cisternas ha aumentado un 5%, pero no es suficiente para compensar la subida de los costes de explotación, fundamentalmente el del personal y el de combustible.


    Además, la irregularidad de la demanda persiste, y la productividad continúa siendo nuestro caballo de batalla, ya que cada vez realizamos muchos más kilómetros en vacío para poder enlazar cargas. También nos encontramos con un mayor número de clientes que imponen horarios de entrega de las mercancías imposibles de cumplir, con tiempos de espera inaceptables en la carga y descarga.
    Más significativo aún es todo lo relativo a los precios de los servicios que prestan las empresas de transporte: nuestros clientes, a pesar de lo que muchos dicen públicamente, continúan primando el precio sobre otros requisitos no menos importantes (seguridad, calidad de servicio y el cumplimiento de la normativa). Y por si esto fuera poco, nosotros mismos contribuimos a su deterioro, empeñados en aceptar unas condiciones de trabajo cada vez más indignas.


    También es preciso mejorar nuestro modelo asociativo, rejuvenecer nuestros órganos de gobierno, reforzar nuestros cuadros profesionales y aplicar nuevos métodos de financiación y de gestión de forma que den respuestas al enorme y heterogéneo conglomerado de empresas e intereses que agrupamos, así como unir asociaciones para hacernos más grandes. En definitiva, ser más fuertes, influyentes y respetados pasa, de forma inexorable, por estar más unidos que nunca, para que nada ni nadie merme nuestra competitividad y rentabilidad.

    Revista Transporte Profesional

    Número 400 - Julio-Agosto 2019
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 400 - julio-agosto 2019

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Redacción

    Equipo de redacción de TransporteProfesional.es

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte