Martes, 20 Abril 2021

    Prueba Mercedes-Benz Actros 1851 LS streamspace

    Prueba Mercedes-Benz Actros 1851 LS streamspace Prueba Mercedes-Benz Actros 1851 LS streamspace Transporte Profesional

    Mercedes-Benz es el constructor que más tecnología incorpora en sus camiones. En este Actros que ofrece 510 CV, aparecen las cámaras que sustituyen a los espejos y un control de crucero que es capaz de decidir de forma autónoma la velocidad a la que debe circular el vehículo.

    Prueba Mercedes-Benz Actros 1851 LS streamspace transporte TV

    De serie, los Actros equipan las programaciones de trabajo ECONOMY y POWER. Aunque lo más común es que nos encontremos, como en este Actros 1851, con los softwares ESTÁNDAR, ECONOMY y ECONOMY+. Las diferencias radican en la velocidad máxima a la que se puede regular el control de velocidad.

    En el primer caso es 90 km/h, en el segundo, 85 km/h y con el ECONOMY+ se reduce este parámetro a 82 km/h. Con la programación ESTÁNDAR, el vehículo se estira hasta los 93 km/h en las bajadas, por menos de un minuto, y en las otras dos opciones puede aumentar su velocidad máxima programable en tres km/h por 20 segundos. En cualquier caso, siempre podremos circular a 90 km/h si prescindimos del control de velocidad y interactuamos con el pie.

    Mercedes-Benz Actros 1851 LS streamspace

    Con los Mercedes Benz Actros (como con el resto de los camiones actuales), podemos utilizar las ayudas a la conducción u obviarlas. Con nuestro Actros 1851, esto supone que cambiaremos a voluntad, incluso cuando trabajamos con el control de crucero. Aunque hay versiones en las que esta opción se ha suprimido.

    Si decidimos conducir a la antigua, además de aumentar el consumo de combustible del vehículo, nos fatigaremos antes y nos perderemos el espectáculo que nos brinda la sofisticada tecnología de estos camiones. Lo cierto es que se necesita una buena formación inicial para poder aprovechar todo lo que te puede ofrecer la compleja inteligencia de la que disfruta este vehículo. Vamos a compartir nuestra experiencia, seguro que a muchos de los conductores de la nueva generación V de la serie Actros os ha pasado algo parecido.

    Nuestro 1851 no equipaba freno motor. La capacidad de retención de su propulsor OM 471 es de 410 kW -557 CV-. Las mecánicas de 13 litros de Volvo ofrecen 375 kW -510 CV-. Por lo tanto, a pesar de no llevar el Aquatarder SWR de Voith, no tendríamos que tener problemas en las bajadas.

    El primer descenso que se presenta siempre es la salida del túnel de Guadarrama hacia Adanero. Es un descenso con poca pendiente donde nunca hemos tenido que utilizar el pedal del freno, llevara o no retardador el camión que estuviéramos probando.

    Estamos utilizando el modo ECONOMY, por tanto, circulamos a 85 km/h. El control de descenso lo hemos programado a 90 km/h. Nuestro Actros afronta la bajada con la 12ª marcha engranada (hasta aquí todo normal). Entonces comenzamos a comprobar que no es capaz de mantener los 90 km/h. Esto tampoco es de extrañar: cuando trabajas sólo con la retención del motor es mejor reducir un poco la velocidad de descenso; el freno motor no es un retardador. Seleccionamos 88 km/h, lo lógico en estos casos. Pero nada, tenemos que acabar usando el freno de pie por 11 segundos.

    Mirada de sorpresa a Richard, el demodriver alemán que nos acompaña y al que podemos consultar cualquier duda que se nos presente. En el peaje de la autopista, Richard accede al ordenador de a bordo y nos cambia los parámetros de inercia con los que estaba operando el Control de Crucero Predictivo -PPC- hasta ese momento.

    Mercedes-Benz Actros 1851 LS streamspace

    Somosierra

    Al salir del túnel del puerto de Somosierra nos tememos lo peor: hoy habrá que acabar utilizando el pedal del freno de forma masiva. La primera sorpresa es que el sistema introduce la 9ª marcha de golpe, el motor comienza a revolucionarse y al llegar a las 1.916 revoluciones por minuto, la carga deja de empujar. El PPC, de modo autónomo, ha programado 73 km/h como velocidad de descenso. En Robregordo, el sistema mete la 12ª marcha y se lanza hasta alcanzar los 90 km/h. Cada vez estamos más ojipláticos. Pasado este pequeño descansillo, nuestro Actros introduce la 10ª marcha y, a continuación, retorna a la 9ª. Ya volvemos a circular a 73 km/h sin haber tocado nada. Llegamos a Buitrago y comprobamos que no hemos tenido que utilizar el pedal del freno ¡Este camión es un genio!

    No podemos acabar esta prueba sin hablar de las cámaras/espejos. Lo cierto es que le dan al vehículo una nueva imagen, cuando lo miramos nos parece que le falta algo, que son más estrechos, más espigados. Se necesita muy poco tiempo para hacerse con las cámaras. Hay que centrar la vista en otro punto para ver el exterior, esto es fácil. Las tres líneas que cortan la pantalla nos indican a qué distancia están los vehículos que visualizamos.

    Un triángulo en el espejo de la derecha nos indica si aún no hemos sobrepasado el objeto. Si es rojo, además, nos advierte con un sonido de que no podemos volver al carril. También hay que recordar que cuando se cambia de semirremolque hay que volver a regular los espejos para realizar las maniobras de marcha atrás.

    Mercedes-Benz Actros 1851 LS streamspace

    Despunta:

    - Sofisticada tecnología

    - Literas

    - Baja sonoridad

    - Cámaras/espejos

    - Habitabilidad de la  cabina

    Superable

    - Falta la sonda para la medición del lubricante

    - Suspensión y deriva de la cabina

    - Poco intuitivo manejo de los automatismos

    - Espacio para objetos en la parte superior de la cabina

    Mercedes-Benz Actros 1851 LS streamspace

    Cadena cinemática

    En los grupos OM 471 de Mercedes-Benz destaca su turbo asimétrico y la inyección X-Pulse. Está última tecnología utiliza una tobera de ocho orificios que puede inyectar el combustible a presiones que alcanzan los 2.700 bares. El common-rail ha aumentado su presión de trabajo, que ha pasado de los 900 a los 1.160 bares. El turbo asimétrico hace que la válvula wastegate ya no sea necesaria y mejore la alimentación del EGR -recirculación de los gases de escape-. También han desaparecido de esta mecánica los sensores Venturi y de la citada válvula EGR.

    La opinión del probador

    "Posiblemente el exceso de tecnología sea la gran virtud y también el talón de Aquiles de los nuevos Actros. Comencemos con las cámaras/espejos: sin duda, son una gran solución, que antes o después tendrá que acabar utilizando el resto de la competencia. La desaparición de los espejos elimina ruidos parásitos y mejoran la aerodinámica del vehículo de forma manifiesta. Un detalle: cuando te cruzas con otro camión no notas el reflujo que produce la colisión de las columnas de aire generadas por los dos vehículos. No sabemos si es sólo la carencia de los espejos o si la dirección eléctrica también influye. En cualquier caso, en estos Actros se ha eliminado casi por completo este molesto efecto".

    "La visión que brindan las cámaras es espléndida, mejor que la ofrecida por los espejos tradicionales. No es que no produzcan aberraciones ópticas, sino que generan algunas nuevas. La primera que destaca es que encoge los objetos pero, como contrapartida, las zonas laterales de las pantallas no se abomban. Hay un nuevo efecto que llama poderosamente la atención: las luces tipo LED parpadean a modo de destellos. En un primer momento parece que un coche de policía te esté dando las largas para que te detengas. Y para acabar con este tema, puestos a quitar espejos, ¿por qué no quitamos todos? Los Actros siguen manteniendo como parte residual del pasado: el espejo bordillero y el que cubre la parte frontal de la cabina".

    Mercedes-Benz Actros 1851 LS streamspace

    En la pantalla central podemos visualizar una gran cantidad de información (quizás, en ocasiones, demasiada). Entre otros datos podemos visualizar la velocidad a la que está limitada la vía -para camiones- o los posibles peligros que se pueden encontrar. En nuestra prueba nos apareció el aviso de zona con posibles placas de hielo en algunas ocasiones, aunque estábamos registrando 31º de temperatura. Esta información no se actualiza (de momento), es un dato cargado con anterioridad.

    Mercedes-Benz Actros 1851 LS streamspace

    Resumen de la prueba camión Mercedes Benz Actros 1851 LS Streamspace

    Estos Actros acoplan la 11ª velocidad rápidamente, como si montaran una caja overdrive. Incluso, en ocasiones, pasan de punto muerto a la 11ª marcha. El eco-roll trabaja tanto cuando se utiliza el control de crucero como cuando lo hacemos con el pedal del acelerador.

     

    - Consumo AdBlue: 1,60 L/100 km

    - Precio AdBlue: 0,70 €/Litro

    - Precio Gasóleo: 1,139 €/Litro

    - Consumo Gasóleo*: 29,53 Litros/100 Km

    - Velocidad media: 78,66 Km/h

    - Coeficiente de rentabilidad: 86,03%

     

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Txetxu Calleja

    Especialista en Vehículos industriales y formador de conductores profesionales es el probador de la revista Transporte Profesional y de transporteTV

    https://www.transporteprofesional.es/pruebas-camiones/autor/997-txetxucalleja

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte