Miércoles, 28 Octubre 2020

    Especial Transporte Multimodal: Análisis del sector (parte I)

    Transporte Multimodal Transporte Multimodal Transporte Profesional

    En el nuevo sistema y ante el cambio climático, cabe preguntarse ¿cuál es el rol de cada uno de los modos de transporte? 

    Transporte Multimodal

    El papel del transporte ferroviario en la multimodalidad

    La importancia social, económica y ambiental del transporte de mercancías es indiscutible, en tanto que se trata de una necesidad básica y mantiene la economía movimiento. Es por ello, que los sistemas de transporte eficaces son elementos esenciales para el desarrollo económico, por lo que es muy importante diseñar un sistema de movilidad sostenible desde el punto de vista ambiental, pero, sobre todo, desde el punto de vista económico y social.

    En este artículo pretendo analizar lo que afecta al transporte ferroviario y carretero y, sobre todo, en relación con el Transporte Multimodal, siempre desde la óptica de las mercancías.

    Para un desarrollo sostenible, una cadena de transporte eficaz debería potenciar el uso de varios modos de transporte, facilitando el intercambio entre los mismos, eliminando los problemas de coordinación, planificando la combinación de etapas más adecuada que posibilite operar cada parte del trayecto de manera eficiente y, en la medida de lo posible, minimizar los desplazamientos innecesarios en vacío.

    Transporte Multimodal

    Planificando sistemas de transporte multimodal

    La planificación de sistemas de transporte multimodal es mucho más compleja que una cadena unimodal, debido principalmente a la participación de múltiples sistemas con una complejidad intrínseca a cada uno de ellos (diferentes agentes implicados, diferentes necesidades, diferentes normativas y restricciones, etc.). 

    Las posibles combinaciones de modos para cubrir una misma ruta son múltiples y se deben tener en cuenta muchas restricciones con el fin de conectar los distintos modos entre sí.

    Algunas de las pautas del nuevo sistema económico son la aceleración de flujos; la reducción de stocks; la generación y el diseño de redes con multiplicación de nodos intermedios, y requerimientos de buena conectividad, accesibilidad no saturada e interoperabilidad de redes de transporte y logística.

    Aunque seguiremos creciendo en importaciones y exportaciones, en la actualidad se está desarrollando una guerra comercial mundial, a lo que hay que sumar los efectos del Brexit, lo que provoca un sentimiento de desconfianza hacia la actividad económica a nivel global; lo peor es que la repercusión será prácticamente inmediata, ya que la actividad se está viendo desacelerada, en especial en automoción, donde existe  incertidumbre sobre si adquirir vehículos diésel o no, y mientras estas dudas no se aclaren, sigue disminuyendo su producción.

    Histórica rivalidad entre modos de transporte

    De todos los subsectores dinámicos, una gran parte son muy aptos para el transporte multimodal; eso sí, no todas las ciudades de España tienen la misma relevancia por lo que los tráficos ferroviarios, tanto internos como externos, deben concentrarse en ellas, sin pretender el reequilibrio territorial como se propugna para la multiplicidad de puntos de acceso ferroviario para los viajeros.

    Ramón Vázquez

    Históricamente se ha producido resistencia y rechazo de los empresarios del Transporte de Mercancías por Carretera (TMC) a la utilización del ferrocarril.

    Basta recordar que en los años 60-70-80, los transportistas de carretera (camioneros) pagaban un canon de coincidencia a RENFE obligatorio por ley como compensatorio por transporte de mercancías, sin entender las razones de tal pago.

    Entonces, RENFE transportaba el 20% de toda clase de mercancías y las distintas decisiones, también incomprensibles, adoptadas desde entonces por sus gestores, han llevado a la escasa presencia en la cuota modal actual.

    Es imprescindible que los empresarios del transporte de mercancías por carretera conozcan el sector ferroviario, ya que el grado de desconocimiento actual es enorme

    Los nostálgicos ferroviarios de aquellas épocas buscan recuperar cuota a costa del transporte por carretera, imponiendo trabas, restricciones, regulaciones y cargas fiscales especiales, sin darse cuenta que solamente por el convencimiento de la aportación de valor que el ferrocarril conlleva y la colaboración con el TMC puede resurgir.

    Pero para ello es imprescindible que los empresarios del TMC conozcan el sector ferroviario (TMF), ya que el grado de desconocimiento actual es enorme, tanto por la falta de transparencia de los actores ferroviarios, como por la complejidad del propio sector ferroviario.  Aquí la formación juega un papel muy relevante, bien mediante cursos específicos, jornadas, foros, como mediante la lectura de interesantes libros y documentos.

    Composición del sistema ferroviario

    El sistema ferroviario está constituido por los siguientes subsistemas (Real Decreto 1434/2010, de 5 de noviembre, sobre interoperabilidad del sistema ferroviario de la Red Ferroviaria de interés general):

    • los Subsistemas estructurales (Infraestructura, Energía, Control-mando y señalización (equipo de tierra)
    • Control-mando y señalización (equipo embarcado), Material rodante)
    • Subsistemas funcionales (Explotación y gestión del tráfico, Mantenimiento, Aplicaciones telemáticas al servicio de  Mercancías).

    Por otro lado, los empresarios del Transporte de Mercancías por Carretera (TMC) deberían conocer, además de las normativas que afectan al transporte por carretera, que las conocen muy bien, la regulación específica del sector ferroviario (TMF) para poder utilizar sus servicios y conformar un transporte multimodal competitivo. 

    Transporte Multimodal

    En esta regulación merece la pena detenerse en la obcecación de la AESF reduciendo las potencialidades de longitudes de tren y capacidades de carga en aras a la seguridad de frenado a 120 Km/hora, cuando los trenes de mercancías no alcanzan, ni de lejos, tal velocidad. 

    Modifíquese pues reduciendo la velocidad y ampliando longitud de tren y/o capacidad de carga, siempre que la infraestructura o el material rodante lo permita, pero que no quede limitado por Reglamento. Esto redundará en mucha mayor competitividad que favorecerá la colaboración con los empresarios de TMC y consecuentemente la cuota modal del transporte por ferrocarril.

    -> CONTINUAR LEYENDO: Ir al "Especial Transporte Multimodal: Análisis del sector (parte II)"

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Ramón Vázquez

    Ramón Vázquez, presidente de Asociación de Centros de Transporte de España ACTE

    https://es.linkedin.com/in/ram%C3%B3n-v%C3%A1zquez-negro-ab75b627

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte