Viernes, 14 Agosto 2020

    Entrevista con Elena de la Cruz Martín, consejera de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha

    Elena de la Cruz Martín Elena de la Cruz Martín Opinión

    La Consejería de Fomento de la Junta de Castilla-La Mancha lleva áreas tan amplias como carreteras, política hidráulica, recursos hídricos, coordinación hidrológica, transportes, urbanismo, ordenación del territorio, vivienda, suelo, sociedad de la información y telecomunicaciones. Su consejera, Elena de la Cruz, analiza los retos del transporte en la región.

    ¿Qué retos tiene ante sí la Consejería de Fomento de Castilla-La Mancha para los próximos años?


    Muchísimos. La verdad es que resulta sorprendente el nivel de deterioro que puede alcanzar una administración cuando se descuidan durante sólo un mandato determinadas políticas. Nos hemos encontrado con deudas por valor de muchos millones de euros en procesos judicializados que nuestros antecesores en el Gobierno regional no acometieron a tiempo y con la debida diligencia. Eso nos está causando problemas financieros graves en el área de Fomento que nos impiden avanzar al ritmo que quisiéramos en nuestro plan de trabajo. Es un inconveniente serio que requiere tiempo y paciencia, pero sobre todo nos exige reconsiderar determinados proyectos en este tramo inicial de la legislatura.

    En materia de transporte de mercancías por carretera ¿cuáles son los problemas más acuciantes que tienen las empresas en la región?


    En las primeras reuniones que mantuvimos con los profesionales del sector en los meses siguientes a la toma de posesión pudimos comprobar, en primer lugar, que no había habido una relación precisamente fluida con ellos. Nosotros tratamos de mantener el diálogo abierto y colaborar, en la medida de nuestras posibilidades económicas, ahora muy disminuidas por la circunstancia que he explicado anteriormente. Las empresas de la región reclaman algunas mejoras en la red viaria que con el tiempo estaremos en disposición de acometer. También es una queja recurrente la seguridad de la carga, algo que excede nuestras competencias pero que entendemos y compartimos. Los robos son frecuentes en determinadas zonas, algo que produce verdadera angustia porque causan problemas a toda la cadena de provisión de mercancías.

    En cuanto a sus competencias en carreteras ¿cuáles son los proyectos de conservación y construcción de nuevas vías por parte de su gobierno regional?


    Nosotros partimos de la base de que el primer requisito de una red viaria es su correcta conservación. Lo es porque reduce costes de mantenimiento de los vehículos e incrementa la seguridad vial. A partir de ahí, no es ningún secreto que la Administración pública española en su conjunto ha tenido que ralentizar los grandes proyectos debido a las restricciones financieras impuestas por la reducción del gasto y el cumplimiento de los objetivos de déficit. Lo ideal es alcanzar un estadio intermedio de inversión. Ni tan alta que produzca un endeudamiento superior al aconsejable ni tan baja que destruya tejido empresarial en el sector de la obra pública y produzca un deterioro irreversible de nuestro patrimonio viario, que había alcanzado unos buenos niveles de calidad con el esfuerzo de todos. En ello estamos, en alcanzar ese punto de equilibrio, aunque es complicado por las políticas de austeridad que predominan entre los mandatarios de los principales países de la Unión Europea.
    Al más mínimo giro de la situación, queremos acometer mejoras profundas en la unión por carretera entre Albacete y Cuenca o entre Toledo y Ciudad Real. Este último proyecto es mixto en sus competencias entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y el Ministerio de Fomento y ha sido objeto recientemente de una sentencia del Tribunal Supremo desechando la alternativa en la que se venía trabajando que, obviamente, lo va a retrasar, porque tenemos que buscar nuevas opciones con el ministro o ministra que nombre el futuro Gobierno de España.

    Respecto a la logística ¿cuáles son los planes de su departamento para potenciar los centros de transporte y plataformas logísticas en la región?


    Partimos de la premisa de que debe ser la iniciativa privada la que insufle fuerza a cualquier proyecto de esta naturaleza que se genere en la región. Castilla-La Mancha es una región interesante para la logística porque ofrece una posición céntrica en la península y precios de suelo inferiores a Madrid, por ejemplo. Desde la consejería estamos en disposición de apoyar institucionalmente las iniciativas que van surgiendo en este sentido. No obstante, somos conscientes de que nuestro potencial inversor es muy inferior al del Estado y que no tenemos competencias en asuntos como las infraestructuras ferroviarias, que son trascendentales, en muchos casos, para que los proyectos prosperen. Vamos a ser insistentes hasta la extenuación con el ministerio. De hecho, ya lo estamos siendo cuando percibimos que una instalación puede tener futuro. En cualquier caso, es preciso recalcar que la logística no es una solución mágica para el empleo y la dinamización económica de ciertos territorios. O viene avalada por proyectos serios, bien estructurados y bien estudiados en cuanto a costes y mercados, o estará condenada al fracaso por saturación de instalaciones.

    ¿De qué manera se puede potenciar la intermodalidad en Castilla-La Mancha?


    La intermodalidad en una región de interior es fundamentalmente carretera-tren. En carreteras nos gustaría, y así se lo hemos transmitido a Ana Pastor y al ministro o ministra que le suceda tras este periodo de interinidad por el que atravesamos actualmente, que el Estado agilice la terminación de la A-40 y la autovía A-43 entre Extremadura y Ciudad Real, porque ambas descongestionarían Madrid de mercancías de largo recorrido y otorgarían buenas posibilidades logísticas a amplias zonas de Toledo, Ciudad Real, Albacete y Cuenca. En cuanto al ferrocarril, estamos reclamando algunas inversiones (en algunos casos, insignificantes) para el tamaño presupuestario de Adif. Tanto en Alcázar de San Juan como en Talavera de la Reina y, quizá, en algún área más con potencial, es preciso realizar algunas conexiones o mejoras en las líneas férreas para que estos proyectos puedan ver la luz algún día. Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha vamos a enfatizar en ello cuando tengamos un interlocutor con el que tratar estos temas en el Ministerio de Fomento.

    Con tantas competencias que tiene su departamento ¿qué peso tiene el transporte en su trabajo?


    Uno de los grandes caballos de batalla que se nos plantean desde ya hasta un futuro cercano es el del rediseño del transporte colectivo de viajeros, para el que estamos preparando un ambicioso plan que dé soluciones a los múltiples y variados problemas de una región tan amplia y diferente como es la nuestra. El Ministerio de Fomento está retocando líneas VAC en los nuevos concursos que afectan negativamente a nuestras líneas, con pérdidas en frecuencias y modificaciones de horarios que alteran servicios regionales y que están suponiendo un menoscabo tremendo del servicio en una región donde hay mucha dependencia de los pequeños núcleos de población con relación a los municipios cabecera donde se prestan la mayoría de los servicios. Estamos francamente molestos con la falta de sensibilidad del ministerio y su falta de diálogo con nosotros para acometer una planificación digna. Es algo que nos está dando muchos quebraderos de cabeza que se podían haber evitado con otra actitud del Gobierno de la nación y un entendimiento de la realidad demográfica y social de Castilla-La Mancha.

    Revista Transporte Profesional

    Número 366 - Octubre 2016
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 366 - Octubre 2016

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte