Advertisement
Domingo, 05 Febrero 2023

    Juan A. González Gómez, fundador de Pantany Logistic: "Analizar los riesgos en el transporte"

    Juan A. González Gómez Juan A. González Gómez Revista Transporte Profesional

    A lo largo de los últimos 25 años, el sector de transportes de mercancías por carretera ha experimentado una serie de cambios relevantes pero algunos problemas persisten en el tiempo sin encontrar, de momento, una solución.

    La figura del empresario de transportes de mercancías por carretera se ha caracterizado siempre por su valentía y esfuerzo, sin pensar muchas veces las consecuencias de sus acciones y sin analizar los riesgos implícitos que éstas conllevan.

    Esa falta de análisis ha permitido que empresas sin camiones, también llamados operadores, manejen gran parte de las operaciones vinculadas a la propia actividad de transporte sin aportar ningún valor y que, en la mayoría de las ocasiones, sólo han supuesto un elemento inflacionista en lo que pretendía ser una aportación en la cadena de valor dentro de la cadena de suministro, todo lo contrario.

    riesgos en el transporte

    Si analizamos la información suministrada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en el Observatorio de Costes de los últimos cinco años, podríamos ver la rentabilidad del sector y colegir que la situación del sector de transporte de mercancías por carretera no ha sido muy satisfactoria.

    En cuanto a la actividad, hay un incremento considerable de la demanda de cargas, kilómetros totales recorridos tanto en nacional como en internacional que ha permitido una dilución de los costes fijos y de estructura en las empresas.

    Los costes de gasóleo crecieron en un porcentaje importante, así como los gastos de personal, hasta el año en que comenzó la pandemia, en el que el gasóleo bajó de forma considerable: después comenzó a subir y ahora está completamente disparado, así como el gas y el Adblue.

    En estos últimos años, los precios han presentado una tendencia a la baja, en concreto, hasta el mes de julio de este año. El efecto de oferta y demanda en los servicios de transporte y el incremento de costes han contribuido a que los precios inviertan su tendencia bajista.

    La prueba de la pérdida de rentabilidad por camión es la desaparición de autónomos en España. En estos últimos años han abandonado la actividad un importante número de empresarios por la pérdida de margen o nula rentabilidad de su camión; en cambio, las autorizaciones de transporte se han incrementado, ya que, empresas grandes han aumentado su flota de camiones.

    Está claro que el modelo que había caracterizado al sector de transportes en España ha cambiado y ese cambio desemboca en una concentración sectorial inevitable.

    Somos un colectivo subyugado que no ha sabido analizar los riesgos y mucho menos ponerlos en valor

    En definitiva, podríamos hacer cálculos más exactos o dilucidar hipótesis más afinadas, pero se puede afirmar que la pérdida de margen general y por camión o vehículo es evidente.

    Los filtros de exigencia de nuestras administraciones han crecido de manera exponencial en todos sus ámbitos: cada vez la exigencia es mayor con el administrado (que somos cada uno de nosotros), lo que supone un incremento en nuestros costes para satisfacer dicha exigencia: inspecciones, seguros, prevención de riesgos, planes de igualdad…Y nosotros trabajamos, nos esforzamos prestos para satisfacerlas y lo más triste es que lo hacemos con miedo y sin ninguna alegría ni esperanza, ya que ese esfuerzo y ese riesgo no se ve recompensado.

    Una de las cosas que más hemos necesitado es que nuestra Administración nos ayude, y con esto no quiero decir que nos dé dinero: la colaboración no supone una inspección y fiscalización continua, la colaboración supone conocer el esfuerzo que realizan a diario los empresarios de transporte de mercancías y la riqueza que aporta este sector. Con esa colaboración nuestra Administración obtendría una información que permitiría una toma de decisiones más acertada y justa.

    De la mano del empresario están nuestros conductores, que cada vez son más escasos y necesarios en una actividad dura y poco reconocida, pero entrar en profundidad en este asunto ameritaría, al menos, otro artículo.

    Somos un colectivo completamente subyugado que no ha sabido analizar los riesgos y mucho menos ponerlos en valor: si los hubiéramos identificado, cuantificado y analizado no estaríamos viviendo una situación como la que acontece en la actualidad.

    Revista Transporte Profesional

    Número 430 - Enero 2022
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 430 - Enero 2022

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Noticias + Leidas

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95