Jueves, 01 Octubre 2020

    Grupo Logístico Arnedo crea una fundación para mejorar la seguridad vial de las carreteras en La Rioja

    Javier Arnedo, presidente del Grupo Logístico Arnedo Javier Arnedo, presidente del Grupo Logístico Arnedo Transporte Profesional

    Grupo Logístico Arnedo ha decidido crear una fundación que mejore la seguridad vial en La Rioja, sede de la compañía. Hace dos años, el grupo logístico y de transporte recurrió ante los Tribunales la Orden de la DGT que obligaba a los camiones de cuatro o más ejes a transitar en el tramo Zambrana-Tudela por la AP-68, con una bonificación del peaje a cargo de los impuestos de los ciudadanos de la Comunidad Autónoma de La Rioja, por considerar que "la grave falta de infraestructuras que viene sufriendo el territorio riojano no se resuelve con esta medida, y mucho menos, tal y como estaba adoptada".

    Grupo Logístico Arnedo prepara una reclamación por los daños y perjuicios que ha sufrido durante los últimos dos años, ocasionados por la Resolución que determina el desvío obligatorio a la AP-68, y de la que ahora la Justicia ha dicho que carece de justificación, por lo que no se puede impedir la libre circulación de vehículos, según el Alto Tribunal.

    Esta reclamación económica podría superar los dos millones de euros, al incluir los gastos de peajes, el coste de los kilómetros “extra” realizados por los rodeos obligados y las pérdidas de tiempo producidas al conducir estos kilómetros de más de toda su flota, ya que la normativa que regulaba este desvío de camiones no permitía que estos vehículos abandonaran la autopista por la salida anterior más próxima al destino en el sentido de la marcha, o se incorporaran a la AP-68 por la entrada más próxima en el sentido de la marcha, incrementando inútilmente los trayectos recorridos por los vehículos afectados por este desvío, solamente podían salir de la AP-68 para cargar o descargar mercancías.

    Grupo Arnedo, además, destinará la totalidad de la cantidad económica resultante de esta reclamación a la creación de la “Fundación Arnedo para la Seguridad Vial” con el objetivo de implementar medidas que  mejoren la seguridad vial en las carreteras riojanas y reduzcan la siniestralidad y accidentalidad, con la disminución de los riesgos de accidentes y su gravedad, aportar proyectos encaminados a la mejora de las infraestructuras y de colaborar con otras asociaciones y fundaciones de víctimas de accidentes para ofrecerles asistencia y ayuda. Con la creación de esta fundación, a la que se destinará la totalidad del importe económico de esa indemnización, Grupo Logístico Arnedo pone de manifiesto que su oposición a esta medida nunca ha tenido un trasfondo lucrativo ni interesado, y sí la certeza de que esta medida no venía a solucionar el verdadero problema, que no es otro que la falta de infraestructuras en La Rioja.

    La reclamación económica podría superar los dos millones de euros, al incluir los gastos de peaje, el coste de los kilómetros extra y las pérdidas de tiempo producidas al conducir de más

    En un comunicado enviado por Grupo Arnedo se afirma que la compañía "nunca ha demandado que los camiones transiten por la N-232 tal cual estaba en 2017, sobresaturada de todo tipo de vehículos". Considera que "La Rioja sufre un agravio comparativo con el resto de comunidades autónomas y se merece una vía segura y de alta capacidad. Siempre ha defendido y propuesto como solución al problema que existía de seguridad viaL, en primer lugar, la libertad de circulación, que se produzca, de una vez, la eternamente postergada gratuidad con la liberalización de la AP-68, o, en segundo lugar, el desdoblamiento completo de la N-232 y N-124, que deben ser autovías, sin coste ni para los transportistas ni para el resto de usuarios, como tienen todas las demás comunidades autónomas".

    "La Rioja necesita inversión urgente en infraestructuras si no quiere quedarse atrás en el desarrollo global del Estado, que es lo que está ocurriendo en las últimas décadas sin que las Administraciones Públicas hagan nada para impedirlo. Una comunidad autónoma que, como La Rioja, carezca de vías rápidas gratuitas está abocada lentamente a la despoblación y al fracaso. El descenso de habitantes en la última década ha alcanzado un 7,98%. Esto supone una pérdida de población mayor a la de todo su entorno, incluso mayor a la de la provincia de Soria (6,3%), Burgos (4,4%) y Zaragoza (0,05%) y muy lejos del País Vasco y Navarra, donde el número de habitantes ha aumentado en la última década" afirma en el comunicado.

    Los últimos informes económicos, como el de BBVA, apuntan que durante el 2018, y por segundo año consecutivo, La Rioja registró un crecimiento económico por debajo del promedio nacional y que las tasas previstas son unas de las más bajas del conjunto de las comunidades autónomas. "Esto lleva a preguntarse ¿qué nueva empresa o multinacional querrá instalarse en una región mal comunicada, que, con medidas restrictivas de la circulación del transporte de mercancías por carretera aísla todavía más al mundo rural? Desgraciadamente, nuestra percepción es totalmente negativa: en los últimos años se ha producido una importante deslocalización de empresas en La Rioja. En este sentido, Grupo Arnedo rema contra corriente, optando por La Rioja para llevar a cabo sus proyectos empresariales, generando actividad y creando empleo, desafiando los indicadores demográficos, económicos y de localización negativos".

    Consecuencias de la resolución de Tráfico

    La medida impuesta por la Dirección General de Tráfico de prohibir la circulación de vehículos de cuatro ejes o más por la N-232 ha causado problemas a los transportistas, de varios tipos:

    Familiar: dificultando la conciliación laboral, ya que los conductores de esos vehículos que tienen su domicilio en localidades riojanas que no disponen de peajes directos desde la AP-68 se les prohíbe abandonar esa vía para comer, descansar o pernoctar en su propia casa, obligándoles a hacerlo en las áreas de servicio de la AP-68.

    Laboral: penalizando a los propios conductores riojanos, que están obligados a realizar trayectos más largos por la falta de permeabilidad de la AP-68. "No existen los peajes necesarios para facilitar el acceso a todas las poblaciones riojanas, dedicando más tiempo y recursos, dando rodeos innecesarios debiendo realizar trayectos por la AP-68 con los tramos imprescindibles por la N-232 o, incluso, a circular por carreteras secundarias que son mucho más peligrosas. Y están obligados a realizar los descansos de conducción en áreas de descanso de la AP-68 inadecuadas por la falta de servicios para los conductores, insuficientes y más inseguras".

    El Tribunal Supremo ha estimado el recurso y ha fallado a favor de Grupo Logístico Arnedo, declarando nulo el Real Decreto 1023/2017, estimando que:

    - La medida restrictiva de la DGT lo es todos los días del año a todas las horas, "por lo que es una auténtica medida prohibitiva

    - El Gobierno de La Rioja ha comprometido millones de euros de su presupuesto destinados a sufragar la supuesta mejora de dos vías estatales, de titularidad y gestión estatal, como son la N-232 y la N-124, ámbitos en los que carece de competencias

    - Existe “falta de justificación de la disposición impugnada”, “vulneración del principio comunitario de no discriminación”, “vulneración del principio comunitario de recuperación de costes” y “falta de competencia del Gobierno de La Rioja para la firma del convenio

     

    "El “parche” que supone la medida adoptada y que ahora el Tribunal Supremo ha considerado injustificada, no resuelve el problema de las infraestructuras en La Rioja. Hace falta inversión institucional, el compromiso de nuestros gobernantes, altura de miras y visión de futuro, y no conformarse con que sean los ciudadanos con sus impuestos los que tengan que suplir la falta de inversión en esta tierra durante décadas. Los impuestos de los riojanos se deberían destinar a servicios sociales necesarios como sanidad, educación, dependencia... Las carreteras y vías rápidas del Estado son de su competencia, debe ejecutarlas y mantenerlas el Estado, como en todas las demás comunidades autónomas" afirma Javier Arnedo, presidente del Grupo Logístico Arnedo.

    Por ello, Grupo Arnedo emplaza a todos los agentes económicos y sociales, una vez más, como hiciera antes de acudir a los Tribunales que ahora le han dado la razón, para que adopten soluciones "menos drásticas y gravosas para el sector de transporte, manteniendo como objetivo final la ejecución de las infraestructuras de alta capacidad que La Rioja necesita. Resulta contradictorio que las normas que regulan el transporte de mercancías peligrosas sean menos restrictivas que el Reglamento de la DGT que obliga a circular a los vehículos pesados de cuatro o más ejes por la AP-68. Es lamentable que actualmente, en la era de las comunicaciones, en La Rioja dispongamos sólo de una carretera nacional, limitada a 90 kilómetros por hora. Y resulta una total contradicción que exista un parque de vehículos pesados y ligeros mejor dotados tecnológicamente y que la Administración, como mejora de la vía, haya adoptado la medida de pintar una línea continua en el 90% del recorrido de la N-232 por La Rioja, máxime cuando esta vía soporta todo el tráfico de vehículos especiales" denuncia Javier Arnedo.

     

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Raquel Arias

    Desde 1996, intento explicar el mundo del transporte a profesionales, haciendo un poco más fácil lo de informar a expertos y no tan expertos. Es más interesante de lo que parece, pero menos fácil, también. 

    https://www.transporteprofesional.es/raquel-arias

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte