Viernes, 19 Julio 2024

    Entrevista con Ángela Vázquez, fundadora de Redur

    Angela Vazquez, fundadora de Redur Angela Vazquez, fundadora de Redur Transporte Profesional

    En la primera entrevista que concede, la fundadora de Redur, Ángela Vázquez (junto a su marido) asegura que el camino ha sido largo pero muy satisfactorio, ya que han conseguido posicionarse como una de las principales empresas de transporte y distribución de nuestro país.

    ¿Cómo empezó Redur y cómo ha llegado hasta la actualidad?

    Redur empezó en el año 1973. En aquella época yo ya salía con Ángel (Lozano, su marido y el otro fundador de la empresa). Él ya se dedicaba al transporte y salía muchísimo a la carretera, ya que era conductor. Cuando decidimos casarnos, no queríamos salir más a la carretera, así que tuvimos que buscar otro modo de vida. En nuestra tierra, Zaragoza, vendían una empresa que estaba arruinada y decidimos comprarla. Tenía un trabajador y un paquete. En aquellos tiempos, yo estaba trabajando así que fue mi marido quien empezó con la empresa. Al ver que las empresas de transporte de la época cerraban por falta de dinero, mi marido me pidió ayuda para ver cómo podíamos hacerlo nosotros. Así, yo trabajando en mi empresa (con un buen puesto) le fui ayudando y mi marido me fue metiendo, poco a poco, hasta la actualidad”.

    ¿Cómo se adaptó al transporte de mercancías por carretera?

    “Me costó mucho porque yo venía de una empresa de construcción, con unas instalaciones flamantes y, de repente, me encontré con una empresa muy pequeña, arruinada, todo negro. La primera vez que fui allí me pregunté ¿dónde me he metido? Así que empezamos por la limpieza: aquello lo dejamos habitable y empezamos a planificarnos, a repartirnos todos los roles, y hasta hoy”.

    “En todas las crisis, incluida la de la pandemia, hemos salido reforzados”

    ¿Cuál ha sido el avance técnico que considera más importante?

    Cuando yo entré en el transporte, hace 50 años, todo lo hacíamos a mano. Y ahora todo está en la nube. Para nosotros ha habido muchos avances. La R de Redur significa “renovación”. Por ejemplo, cuando ya teníamos muchos clientes y teníamos que hacer muchos albaranes, yo pensaba “aquí hay que hacer algo porque no podemos dedicar tanto tiempo a esto”. Así que hablé con Olivetti y colaboramos para hacer una máquina de escribir eléctrica con un dispositivo frontal (una pantalla que permitía ver con antelación qué se estaba escribiendo y se podía borrar). Así, con un calco, ya nos evitábamos un trabajo. Luego sacó ese dispositivo frontal un poco mejorado, ya que guardaba el documento y nos hacía la factura a final de mes. Nos habíamos ahorrado dos trabajos ímprobos. Luego tuvimos el primer ordenador, que hacía lo mismo, pero daba más prestaciones: era un aparato muy grande, que se enfriaba, se apagaba y teníamos que ponerle una estufa para que se encendiera. Yo estaba continuamente inventando”.

    De estos 50 años ¿cuál ha sido la época más dura que han vivido?

    “Ha habido épocas muy duras, porque hemos sufrido varias crisis: en los 80 vivimos una, en los 90 tuvimos otra, y hay que tener en cuenta que somos una empresa familiar y que necesitamos invertir. Lo que nunca hemos hecho ha sido repartir dividendos: todo lo que hemos ganado se ha quedado en la empresa, porque todo ha sido fruto del trabajo de todos. La pandemia fue muy dura: vino de repente y tuvimos que adaptarnos al teletrabajo rápidamente. Pero tengo que decir que en todas las crisis hemos salido reforzados. En esas épocas siempre hemos estado al lado de nuestros clientes, ayudándoles con todas nuestras fuerzas. Y quiero decir que de las crisis salimos porque tenemos una gente excepcional”.

    “La empresa también tiene que ser muy flexible y conciliadora, y Redur siempre ha tenido esto en cuenta con todos sus trabajadores”

    ¿Cómo vivieron la pandemia en Redur?

    Nuestros trabajadores nos decían: “tranquila, jefa, que nosotros vamos a salir”. Y veías a todos los repartidores cómo iban a los hospitales a llevar mascarillas y equipos de protección, y todo el personal les recibían con mucho cariño: les daban agua, café, los protegían, les daban mascarillas, y les pedían que volvieran al día siguiente. O sea, una gente excepcional”.

    ¿Qué consejos les habéis dado a vuestros hijos, ahora que son ellos quienes llevan las riendas de la empresa?

    “Más que consejos, les hemos dado una actitud de vida y una involucración porque, ahora que se habla de conciliación, yo también tuve que conciliar, y para mí fue difícil estar en la dirección de la empresa y criar a mis hijos. Por ejemplo, nuestras viviendas siempre han estado al lado de la empresa. Las madres sacamos tiempo de donde haga falta para cuidar de los hijos, pero la empresa también tiene que ser muy flexible y conciliadora, y Redur siempre ha tenido esto en cuenta. Una vez, en una entrevista de trabajo con una mujer, le preguntamos por qué quería trabajar con nosotros, y nos contestó: “porque me han dicho que aquí se puede tener hijos y se alegran de tenerlos”. Nuestros hijos, en vez de jugar en los parques, venían aquí y jugaban con los paquetes y con los empleados. Hasta nos los cuidaban si teníamos una reunión o algo”.

    “En Redur creemos que es fundamental que el trabajador esté contento y esté a gusto”

    ¿Cómo ve el transporte en la actualidad?

    “Lo veo mucho mejor. Cuando pasé de la empresa en la que trabajaba (en la que todo el mundo se respetaba y se hablaba con educación) al transporte, me di cuenta de que el trato era mucho peor. Nos trataban como personas de tercera, por así decir. Íbamos a alquilar una nave y el arrendador, al saber que nos dedicábamos al transporte, no nos la alquilaba. Teníamos que decir que teníamos otros negocios (como una concesión de coches de élite) y entonces, sí. Así era el transporte cuando nosotros los cogimos. Ahora estamos en el primer eslabón de la cadena. Si no estamos ahí, los ciudadanos no tendrían el servicio que tiene”.

    ¿Y no cree que está poco valorado?

    Creo que cada día nos valora más. Un cambio importante que ha habido ha sido la mentalización hacia la calidad. La transparencia hacia el cliente y la calidad son factores clave en nuestra empresa. Hemos tenido fallos y errores, y los clientes lo entienden, pero la calidad siempre va por delante. Por eso, en las crisis siempre salimos reforzados, porque nunca hemos renunciado a ella. Y el cliente valora el esfuerzo”.

    ¿Cómo ven el futuro  del sector?

    “Lo veo muy halagüeño, pero creo que hay cuatro hechos que tienen que producirse: primero, la concentración empresarial, la segunda, trabajar por la calidad empresarial y de servicio, la tercera, la información al cliente, y la cuarta, la sostenibilidad, con la medida de la huella de carbono. Fuimos la primera empresa de transporte en España que instaló placas fotovoltaicas en sus naves. Y a nuestros clientes les damos el dato de ahorro de CO2 de cada uno de sus paquetes”.

    “Quizá las mujeres tengamos que demostrar nuestra valía un poco más que los hombres”

    ¿Cómo se está adaptando Redur a la digitalización?

    “Llevamos mucho tiempo incorporando las nuevas tecnologías a nuestro trabajo. En el año 1996, compramos la base de datos de Oracle (que en aquella época era carísima) y ahora, que han entrado nuestros hijos, han introducido la digitalización, pero la base de datos es la misma. Es decir,  todos los ratios que tienen ellos les ha salido relativamente fácil porque parten de la base de datos inicial, que es impresionante. Ese ha sido uno de los grandes aciertos de Redur”.

    ¿Se ha sentido alguna vez discriminada en este sector?

    Salvo un par de veces, nunca. Al revés, en reuniones con clientes me he dado cuenta, al cabo de un rato, de que yo era la única mujer. Pero cada vez que tenía que hacer una cosa (trabajo, presentación, mesa redonda), me he preparado muy bien y lo que decía lo hacía convencida de que aquello tenía que oírse. Y siempre me han escuchado. Una vez, IBM celebró una convención europea en Holanda, y nos invitaron como clientes. Yo hablé y expuse nuestra experiencia sobre cómo aplicábamos su tecnología a nuestro negocio. 20 años después, me encontré con uno de los que estábamos allí, y me dijo: “nos impresionó a todos lo que tú sabías de informática”. Trabajamos con clientes de élite, algunos con 50 años de relación, que nos exigen estar al día en todos esos avances. Quizá las mujeres hemos tenido que demostrar nuestra valía un poco más, pero de ahí a estar discriminadas, creo que no”.

    ¿Qué consejo daría a las mujeres que trabajan en el transporte?

    “Primero, que se preparen bien. Y segundo, no pensar en que son mujeres, sino pensar que tienen que hacer su trabajo, y si su trabajo y su preparación es buena, las van a escuchar. Creo que la mujer actual está más preparada que antes. En nuestra empresa, en las oficinas siempre ha habido más mujeres que hombres”. 

    Restauración y altruismo

    “En Cimballa (Zaragoza) tenemos un molino del siglo XV que hemos restaurado. Tenemos unos nacimientos donde están los “ojos de piedra”, que llevan 2.000 litros de agua por segundo. Eso permite moler varios sacos de cereal. Nos ha costado tiempo, dedicación y mucho esfuerzo, pero hemos conseguido hacer que vuelva a moler. Un cliente se enteró de esto y nos ha pedido permiso para poner un motor hidráulico para generar electricidad y que la consuma el pueblo”. También colaboran con múltiples asociaciones (entre ellas, Cáritas) para llevar ayuda humanitaria a todo aquél que lo necesite.

    Valora este artículo
    (1 Voto)
    Más en esta categoría:
    Raquel Arias

    Desde 1996, intento explicar el mundo del transporte a profesionales, haciendo un poco más fácil lo de informar a expertos y no tan expertos. Es más interesante de lo que parece, pero menos fácil, también. 

    https://www.transporteprofesional.es/raquel-arias

    1 comentario

    • Abdel
      Enlace al Comentario Abdel Lunes, 16 Octubre 2023 13:02

      Buenos días buscando trabajo del camión tengo el carnete c+e el cap para el segundo conductor soy de Valladolid

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Noticias + Leidas

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95
    Nosotros usamos Cookies

    Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.