Lunes, 29 Noviembre 2021

    Entrevista con Francisco de la Fuente, gerente de Plataforma Logística Zaragoza (PlaZa)

    Francisco de la Fuente Francisco de la Fuente Opinión

    Un centro esencialmente multimodal con carga que se mueve por carretera, raíles y aire, con un gran potencial de crecimiento y en un lugar estratégico del noreste del país, es la carta de presentación de PlaZa, la plataforma logística de Zaragoza, dedicada a dar la máxima eficiencia a la cadena de suministro.

    ¿Qué importancia tiene el transporte multimodal en el desarrollo de PlaZa?

    Para Plaza es fundamental, sobre todo porque tiene un potencial multimodal extraordinario. No hay otra plataforma con un aeropuerto integrado, (y además un aeropuerto de carga), tenemos la terminal ferroviaria más moderna y una de las más grandes de España y con una conectividad por carretera absoluta, por lo que contamos con las principales vías de comunicación de España. Fundamentalmente, cuando se diseña PlaZa, lo que se busca precisamente es eso: tener una gran superficie, con tres millones de metros cuadrados, y rodeada de todos los modos.

    ¿Qué retos tiene el transporte multimodal en España?

    Sobre todo, para mí, el gran reto es que los operadores ferroviarios y, sobre todo, los gestores comerciales, se desarrollen. El problema no es tanto de infraestructura como de capacidad de gestión de esa infraestructura, porque lo hemos comprobado, al llevar trenes a Europa, y la capacidad de respuesta es bajísima. Si tenemos una infraestructura, que ya es complicada y, sobre todo, con distintos anchos y tensiones, etc., y se le suma una baja capacidad de gestión, el problema es grave. Y creo que en esa cesta hay que poner muchos huevos, porque llevamos un retraso de décadas en ese sentido.

    Las últimas operaciones aprobadas en PlaZa ¿tienen en cuenta el trinomio carretera/ferrocarril/aéreo?

    Sí, de hecho, la primera gran venta que realizamos fue una parcela con acceso ferroviario. Porque ya hay empresas que lo están utilizando, como SH, y es un elemento diferenciador. Tener al lado los contenedores que llegan desde cualquier puerto del mundo y poderlos gestionar en la misma planta es una ventaja que tira mucho. La primera gran venta (1.000 metros) fue precisamente teniendo en cuenta que tenía acceso ferroviario.

    ¿Con qué potencial cuenta Zaragoza en términos de multimodalidad?

    Plaza tiene dos terminales intermodales: una privada (JPV) y la de Adif, que gestiona Noatum. Luego está la Terminal Marítima de Zaragoza, que contribuye a que Zaragoza esté en los primeros puestos del ranking de movimiento de contenedor marítimo. Esta terminal se encuentra a diez kilómetros de PlaZa, así que, un contenedor que tarda 27 días en llegar desde China, y que se encuentre a 10 kilómetros de nuestras instalaciones, es poco significativo. Lo importante es que tenga una buena conectividad y buenas frecuencias con los puertos, eso es lo que hay que asegurar. La terminal marítima nació en paralelo a PlaZa y por eso se ha desarrollado como un competidor, pero creo que Zaragoza da para esas dos terminales y, sobre todo, hay mucho trabajo que hacer en lo que no es contenedor marítimo. La terminal marítima no puede dedicarse a otra cosa más que al contenedor, es muy difícil que entre en las cajas móviles porque no tiene espacio, mientras que PlaZa tiene todo el espacio que haga falta.

    ¿Cuáles son los próximos proyectos de expansión para PlaZa?

    Lo primero es terminar de comercializar (nos queda algo más de un millón de metros cuadrados), y hay elementos, como el aparcamiento de pesados que estamos retomando y queremos relanzar, porque es una necesidad de todos nuestros transportistas de carretera tener un espacio vigilado y con servicios para el conductor, y estamos avanzando en varios frentes en ese proyecto.

    ¿Cómo ve el transporte multimodal en el futuro en España?

    Creo que el transporte aéreo tiene un gran potencial de crecimiento, pero cuenta con el inconveniente del volumen y peso. El camión es el rey porque es muy ágil, versátil e inmediato, pero necesitamos el tren para pasar del 13% de tráfico de mercancías actual al 20%. Y eso habrá que hacerlo de muchas maneras: mucho tráfico continental que viaja en camión podría ir subiendo poco a poco al tren, que no le va a matar, porque del 90% que tiene la carretera de cuota de mercado, si se queda en el 75% u 80%, habremos ganado mucho en mantenimiento de carreteras, en emisiones de CO2, etc. Mis esfuerzos van a ir a apoyar al camión para su cooperación.

    ¿Qué opina del tren China-Madrid que, al parecer, no está consiguiendo los resultados esperados?

    Lo entiendo como un tren promocional para hacer amigos y socios o tener la posibilidad de montar, en algún momento y en alguno de los puntos intermedios, algún centro de concentración de carga. Creo que es un experimento que le va a servir a un centro de distribución de mercancías, como el que lo origina, para tener puntos de promoción. Hoy, un portacontenedores lleva 10.000 Teus, y puede llevar hasta 18.000, pero un tren lleva sólo 75-80. Estamos hablando de magnitudes totalmente diferentes. Ocurre que, si se quiere patrocinar e ir abriendo la posibilidad de explicar la potencialidad de abrir centros de distribución de mercancías, es muy útil, sobre todo cuando lo subvencionan.

    Revista Transporte Profesional

    Número 361 - Abril 2016
    Este artículo completo ha sido publicado en la revista Transporte Profesional
     
     
    Número 361 - Abril 2016

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte