Advertisement
Viernes, 01 Marzo 2024

    Directiva europea sobre las emisiones de C02 de camiones y autobuses

    Cargador eléctrico para camión Cargador eléctrico para camión Transporte Profesional

    El sector del transporte es responsable de una quinta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la Unión Europea y es la principal causa de contaminación atmosférica en las ciudades de todo el mundo, según la Fundación Renovables. La ciudadanía, las ciudades y los consumidores quieren pasar a la movilidad ecológica. Sin embargo, el transporte es el único sector de la UE en el que las emisiones han seguido aumentando en los últimos años.

    Vehículos pesados como los camiones y los autobuses de corta y larga distancia son responsables de más del 25 % de las emisiones de GEI del transporte por carretera en la Unión Europea y representan alrededor del 6 % del total de las emisiones de GEI de la Unión Europea. Estas emisiones siguen aumentando, sobre todo en el transporte de mercancías.

    Esta curva ascendente se debe sobre todo al incremento de la demanda de transporte por carretera, que se prevé que siga aumentando en el futuro. Por lo tanto, unas normas más estrictas en materia de emisiones de CO2 de los vehículos pesados son fundamentales para disminuir esas emisiones en el sector y mejorar la calidad del aire. La propuesta de la Comisión Europea vuelve más estrictas esas normas en materia de CO2 a partir de 2030 y ampliará su ámbito de aplicación a casi todos los vehículos con emisiones de CO2 certificadas, a fin de ayudar a la Unión Europea a cumplir el compromiso de alcanzar la neutralidad climática de aquí a 2040.

    El transporte por carretera es responsable de un tercio de toda la energía final consumida en la Unión Europea

    El parque actual de vehículos pesados de la Unión Europea funciona casi en su totalidad con motores de combustión interna alimentados sobre todo por combustibles fósiles importados, lo que contribuye, a su vez, a la dependencia energética de la Unión Europea. Gracias a estas nuevas normas, se prevé que la demanda de combustibles fósiles, sobre todo de productos petrolíferos como el gasóleo, disminuya unos 2.000 millones de barriles de petróleo durante el período 2031-2040.

    Además, unas normas más estrictas en materia de CO2 redundarán en beneficio de las compañías de transporte y de los usuarios gracias a unos menores gastos de combustible y de propiedad de los vehículos. El coste total de la propiedad para los primeros usuarios de un vehículo pesado nuevo disminuirá de forma considerable, ya que se facilitarán ahorros de 9.000 euros por vehículo adquirido en 2030 y de 41.000 euros por vehículo adquirido en 2040.

    Ventajas de los combustibles alternativos

    Los vehículos sin emisiones y más eficientes desde el punto de vista energético también tendrán claras ventajas desde el punto de vista de la calidad del aire y la salud de los europeos. La reducción de la contaminación atmosférica redunda en beneficio de la salud de los ciudadanos, ya que el ámbito de aplicación ampliado también abarca los camiones y autobuses más pequeños, y estos vehículos se usan en las zonas urbanas.

    La propuesta introduce de manera progresiva normas más estrictas en materia de emisiones de CO2 para casi todos los vehículos pesados nuevos con emisiones certificadas de CO2, en comparación con los niveles de 2019, y en concreto señala unos objetivos de reducción progresiva:

    ● Reducción del 45% de las emisiones a partir de 2030

    ● Reducción del 65% de las emisiones a partir de 2035

    ● Reducción del 90% de las emisiones a partir de 2040 

    Una reducción de CO2 del 45% para 2030 significa que más de 400.000 camiones de cero emisiones tendrían que estar en las carreteras y, al menos, 100.000 nuevos camiones de cero emisiones matriculados cada año. “Esto requeriría- afirman en la Fundación Renovables-que más de 50.000 cargadores de acceso público para camiones estuvieran en funcionamiento en sólo siete años, de los cuales, unos 35.000 deberían ser cargadores de alto rendimiento. Además, requeriría unas 700 estaciones de recarga de hidrógeno”  

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Raquel Arias

    Desde 1996, intento explicar el mundo del transporte a profesionales, haciendo un poco más fácil lo de informar a expertos y no tan expertos. Es más interesante de lo que parece, pero menos fácil, también. 

    https://www.transporteprofesional.es/raquel-arias

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Noticias + Leidas

    Separatas y Monográficos del Transporte

    © 2018 BGO Editores. Desarrollo Área Fotográfica - Juan Caraballo - Revista Transporte Profesional - 91 744 03 95