Jueves, 09 Diciembre 2021

    El Gobierno prioriza la lucha contra las empresas buzón en el plan de inspección del transporte

    Plataforma logística Plataforma logística Transporte Profesional

    El 24 de Noviembre, la subdirectora general de Inspección de Transporte Terrestre del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Alicia Rubio, acompañada de los responsables de inspección de las comunidades autónomas de Cataluña, Madrid, Aragón y Castilla-La Mancha, han presentado a las asociaciones nacionales de transportistas del Plan Nacional de Inspección para el transporte por carretera para el año 2022.  

    Para garantizar la tramitación uniforme de los expedientes sancionadores en todo el Estado, durante 2021 se puso en marcha una aplicación informática única en todo el país que permite que lo hagan todas las comunidades autónomas de manera uniforme, dando cumplimiento a lo dispuesto en la normativa de transportes nacional en su última modificación del ROTT. A lo largo 2022, se cumplimentará la integración de todas las comunidades autónomas, de manera que se conseguirá que todos los expedientes sancionadores se tramiten con la misma aplicación informática.

    El Plan de Inspección para el transporte por carretera priorizará el próximo año la inspección de transportes por carretera de las empresas de transporte extranjeras que operan en España, en especial de las empresas deslocalizadas que operan en nuestro país (denominadas empresas buzón). De este modo, se da cumplimiento a la Directiva europea 22/2006 sobre la aplicación de la legislación social relativa a las actividades de transporte por carretera, que obliga a los Estados miembros a realizar controles dirigidos a las empresas clasificadas como de mayor riesgo. Dicha actuación inspectora se lleva desarrollando desde el año 2016, en colaboración con los cuerpos de inspección de otras Administraciones Públicas, sobre todo la Agencia Tributaria y la Inspección de Trabajo.

    El pasado mes de julio se firmó un nuevo protocolo de actuación de la Inspección de Transporte y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social con el objetivo de reforzar, mejorar y ampliar la lucha contra el fraude en las contrataciones de trabajadores en el sector de transporte. Como se señala en el citado protocolo, la característica fundamental de las empresas buzón es que se trata de “empresas sin actividad económica real en el país donde tiene su sede y donde contratan a los trabajadores, pero con actividad en otros Estados miembros de Unión Europea donde realmente prestan sus servicios, utilizando de manera fraudulenta la figura de los desplazamientos transnacionales para eludir las normas que resultan de aplicación y abaratar costes salariales tributarios y de Seguridad Social, con los graves perjuicios que tales prácticas ocasionan”.

    El Ministerio de Trabajo ha creado La Unidad Especial de Coordinación sobre Lucha contra el Fraude en el Trabajo Transnacional, creada en el Ministerio de Trabajo y Economía Social, lo que supone un paso más en la participación de las actuaciones inspectoras relacionadas con este tipo de fraude

    Dicha inspección a las empresas buzón se llevará a cabo tanto en carretera (controlando vehículos pesados y ligeros) como a las empresas cargadoras, comprobando el cumplimiento de la normativa social y el cabotaje. Sin embargo, la anterior regulación normativa limitaba las posibilidades de control a esas empresas, por lo que, tras la entrada en vigor el próximo mes de febrero de la regulación laboral y de cabotaje contenida en el Paquete legislativo Europeo de Movilidad, lo que permitirá a la inspección de transporte un control más exhaustivo y eficiente hacia las empresas extranjeras deslocalizadas que operan en España.

    Ayudará a este tipo de control el hecho de que, a partir del próximo mes de febrero, con la obligación de que el conductor introduzca manualmente el símbolo del país en el que entra después de cruzar la frontera de un Estado Miembro al comienzo de la primera parada del conductor en ese país, favorecerá el control de las empresas extranjeras que realizan transporte nacional.

    Como novedad, se priorizará el control del cumplimiento de los plazos máximos de pago en el sector del transporte. La lucha contra la morosidad en el ámbito del transporte de mercancías por carretera constituye una de las prioridades políticas de la Unión Europea. La morosidad influye de forma negativa en la liquidez de las empresas, complicando su gestión financiera y afectando a su competitividad y rentabilidad. Su control será uno de los objetivos tras la introducción de nuevos tipos infractores por la normativa aprobada el pasado mes de octubre.

    Más control en empresas de transporte y carretera

    En cuanto al certificado de actividades, cabe recordar que el Reglamento europeo 1054/2020 establece la obligatoriedad de que los conductores accionen los dispositivos de conmutación para registrar, por separado y de modo diferenciado, los períodos de tiempo en que se realizan sus actividades, lo que hace innecesario el uso del certificado de actividades, dado que los datos que contiene pueden ser registrados por el tacógrafo digital o bien haciendo anotaciones manuales en los registros del tacógrafo analógico.

    Asimismo, se llevará a cabo un año más, el control anual de los tiempos de conducción y descanso sobre la flota de en torno a los 470.000 vehículos de transporte que en la actualidad están obligados a llevar tacógrafo en España. Dado que las directivas europeas imponen a los Estados miembros la obligación de controlar, al menos, el 3% de las jornadas de trabajo, en el caso de las autoridades de inspección españolas deberán revisarse en 2022, al menos, 3.173.513 jornadas de trabajo de los conductores profesionales, de las que en torno a un 50% se controlarán en la sede de las empresas y el otro 50% en carretera.

    Otras actuaciones de control incluidas en el Plan de Inspección al Transporte que se van a llevar a cabo el próximo año son las referidas a la inspección de las operaciones que tengan su origen o destino en grandes centros generadores o destinatarios de cargas, como son las plataformas logísticas y las zonas de carga de los puertos marítimos, donde se concentran los mayores volúmenes de carga y descarga de mercancías. Asimismo, se continuará el control sobre las empresas que ofertan servicios de transporte on-line, en especial en lo referido a plataformas de paquetería que, en vehículos diversos, intermedian sin estar autorizadas, así como el control de las cooperativas de trabajo asociado que actúen de forma irregular en el ámbito tributario (módulos) y en el ámbito laboral, en coordinación con la Inspección de Trabajo de la Agencia Tributaria.

    Con las aportaciones realizadas por las asociaciones de transportistas miembro del Comité Nacional de Transporte por Carretera, así como las observaciones que planteen las comunidades autónomas y las fuerzas de vigilancia en carretera, se procederá en próximas fechas a la aprobación definitiva del Plan Nacional de Inspección de Transporte por Carretera para el próximo año. 

     

     

    Valora este artículo
    (0 votos)
    Más en esta categoría:
    Raquel Arias

    Desde 1996, intento explicar el mundo del transporte a profesionales, haciendo un poco más fácil lo de informar a expertos y no tan expertos. Es más interesante de lo que parece, pero menos fácil, también. 

    https://www.transporteprofesional.es/raquel-arias

    Deja un comentario

    Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

    Separatas y Monográficos del Transporte